banner app interiorPNG


El Gobierno de Bolivia denuncia un intento de golpe

El presidente Luis Arce aseguró, en sus redes sociales, que hubo "movimientos irregulares de tropas" y pidió respetar la democracia en el país. Evo Morales convocó a una movilización nacional.
Captura de pantalla 2024-06-26 191948

El presidente de Bolivia, Luis Arce, denunció este miércoles "movilizaciones irregulares de algunas unidades del ejército" en un posteo en la red social X, mientras se veía a fuerzas armadas reuniéndose en La Paz, según videos compartidos en las redes sociales, mientras que el exmandatario Evo Morales denunció que "se está gestando un golpe de Estado".

“Denunciamos movilizaciones irregulares de algunas unidades del Ejército Boliviano. La democracia debe respetarse”, expresó el presidente en el posteo, mientras podía verse a militares cerrar la Plaza Murillo, en La Paz.

Poco antes, el expresidente Evo Morales había denunciado un supuesto “acuartelamiento” de las Fuerzas Armada, y convocó a movimientos sociales a defender el gobierno constitucional.

“Desde hace una hora, comandantes de divisiones, instruyen a comandantes de regimientos a retornar inmediatamente a sus cuarteles para esperar nuevas disposiciones (encuartelamiento). Esto levanta muchas sospechas del movimiento militar en Bolivia”, escribió en su cuenta de X Morales.

Además, Morales denunció que "un Grupo del Regimiento Especial de Challapata 'Mendez Arcos' tomaron la Plaza Murillo con francotiradores". Y agregó: "Esto pareciera indicar que prepararon con anticipación el Golpe de Estado".

Cabe señalar que el intento de levantamiento que denuncia el oficialismo boliviano se da horas después de que el Gobierno confrontara con el comandante del Ejército boliviano, Juan José Zúñiga, que lleva semanas criticando a Morales por su intento de volver a ser electo presidente en los próximos comicios.

Por su parte, Zúñiga dijo en declaraciones a medios bolivianos que "va a haber un nuevo gabinete" y dijo que "van a asumir los militares". Y luego de una primera avanzada de diversas unidades militares, Zúñiga amenazó con "tomar" la sede del Poder Ejecutivo Nacional. Sin embargo, minutos más tarde, y tras ingresar y salir de la sede de Gobierno, el comandante dijo que se retiraría de la plaza Murillo.

"No puede seguir así más nuestro país, haciendo lo que se les da la gana", agregó, al expresar el descontento de los militares con el oficialismo.

En ese marco, tanquetas y personal militar se apostaron alrededor del kilómetro cero de la sede de gobierno, sin que se conociera información oficial, reportó el sitio de La Razón de Bolivia.

En tanto, Zúñiga se presentó en el lugar en una tanqueta y armado, según afirmó la prensa local.

A las 15.01, Morales volvió a publicar en X y afirmó que “se gesta un Golpe de estado”.

“En este momento se despliega personal de las Fuerzas Armadas y tanquetas en la Plaza Murillo. Convocaron a las 3:00 pm a reunión de emergencia en el Estado Mayor del Ejército en Miraflores con uniformes de combate. Convocamos a los movimientos sociales del campo y la ciudad a defender la democracia”, escribió.

Boletín de noticias