banner app interiorPNG


Vacunas anticovid: una investigación internacional compara respuestas de anticuerpos

Los datos recopilados por el Grupo Techint en 3 continentes muestran que todas las vacunas generan anticuerpos y son bien toleradas, incluidas Sputnik y Coronavac. Es una iniciativa única en su tipo, en cuanto a seguimiento de las campañas de vacunación y de verificación de la seguridad de empleados y colaboradores.
b3d66e78-ce61-419a-b00e-d7688d683c11

Se publicaron en Frontiers in Immunology los resultados del estudio realizado simultáneamente en 4 países, Argentina, Brasil, Italia y México, que involucró a casi 2000 empleados de las empresas del Grupo Techint. El objetivo el estudio fue verificar la inmunización efectiva y por ende la seguridad luego de la aplicación de las vacunaciones contra el Covid- 19, como así también evaluar la eficacia de las vacunas aprobadas y estimar la duración de los niveles de anticuerpos en la sangre.

La peculiaridad del estudio es que fue posible comparar los datos internacionales gracias a un protocolo clínico uniforme, con el mismo momento de toma de muestras de sangre y una única prueba de diagnóstico para los 7 tipos de vacunas utilizadas en los distintos países: mRna, ADN, vector viral y vacunas a base de virus inactivados, en monodosis y bidosis.

El estudio fue coordinado por Humanitas con el Hospital Clínica Nova de Monterrey, México, y la red hospitalaria de la fundación Hospital San Francisco Xavier, Brasil.

El resultado es una muestra capaz de comparar diferentes vacunas y la respuesta que pudieron activar ante el posible desarrollo de eventos adversos, antes de la llegada de la variante Omicron del Sars-CoV-2 (la administración de la dosis de refuerzo no entra dentro del alcance del estudio). 

“Los datos que surgieron nos dicen que todas las vacunas inducen una respuesta de anticuerpos, incluidas Sputnik y Coronavac”, explica la profesora Maria Rescigno, profesora de Patología General y vicerrectora responsable de investigación en la Universidad Humanitas, quien coordinó el trabajo al que también participó la Dra. Elena Azzolini, responsable del Centro de Vacunación de Humanitas. “La muestra se refiere al SARS-CoV-2 hasta la llegada de la variante Delta. Dado que el estudio aún está en curso, en el futuro también podremos evaluar la efectividad de las diversas vacunas para proteger contra la enfermedad ".

Los datos recopilados también incluyeron los de eventos adversos relacionados con la capacidad de las vacunas para inducir una respuesta de anticuerpos. Se encontró que cuanto mayor era la respuesta de anticuerpos, como es el caso de las vacunas Moderna y Pfizer-BioNTech, se registraron más efectos secundarios, principalmente fiebre, dolor en el brazo, dolor de cabeza y fatiga. Coronavac y Sputnik, por su parte, se caracterizan por tener pocos efectos secundarios. 

“Este es realmente un gran esfuerzo de equipo coordinado – explica Mauro Teixeira, Profesor de inmunologia - Universidade Federal de Minas Gerais, Brasil.  El estudio nos permite comparar las respuestas inmunitarias a varias vacunas en todo el mundo. Este tipo de conocimiento es fundamental para informar a las personas sobre la eficacia comparativa de las vacunas y ayuda a diseñar estudios que definirán los mejores calendarios de vacunación que permanecerán en el futuro"

“Es un extraordinario trabajo de investigación, en donde tuvimos la oportunidad de evaluar y comparar las respuestas inmunitarias de las vacunas más importantes y de mayor circulación a nivel mundial, obteniendo información sólida y consistente en cuanto su seguridad y efectividad contra el SARS-CoV-2 – dice Miguel Sanz, Director médico - Hospital Clínica Nova, México. Además, es el primer estudio que publicamos en colaboración las instituciones sanitarias del Grupo Techint y estamos muy contentos con los resultados”. 

El protocolo del estudio, que aún está en curso, prevé 5 muestras de sangre para cada persona según un calendario preciso: inmediatamente antes de la primera dosis y la segunda dosis, 21 días después de la segunda dosis, 6 meses después de la segunda dosis, 12 meses después de la segunda dosis.

Los investigadores de los 4 países utilizaron el mismo tipo de prueba, particularmente sensible y con un rango de evaluación muy amplio, capaz de "no aplanar" los datos relacionados con los umbrales altos de anticuerpos en la sangre, para poder también comparar respuestas con diferente amplitud.

El Grupo Techint, grupo industrial de empresas con más de 75 mil empleados en todo el mundo, participó junto con Humanitas, una red de hospitales de alta especialidad y centro de investigación y docencia de renombre internacional, en un proyecto de investigación científica, contribuyendo así a la investigación médica y ofreciendo las comunidades donde el grupo tiene sus raíces, resultados concretos sobre la efectividad de las vacunas contra el COVID-19.

Como parte del Grupo Techint, Humanitas también brindó información médica precisa sobre la enfermedad y las vacunas durante la pandemia de COVID-19 y compartió su experiencia en el campo médico al ofrecer orientación sobre prevención e iniciativas relacionadas con la salud para el bienestar de los empleados del Grupo Techint.

Te puede interesar