banner app interiorPNG


Alberto Fernández: "no amenazamos ni perseguimos a fiscales ni jueces"

El Presidente criticó, además, a Juntos por el Cambio, al señalar que "no quiere que la Justicia cambie" porque "le es útil" a la coalición opositora.
alberto-fernandez-845267-130938
alberto-fernandez-845267-130938

El presidente Alberto Fernández afirmó que en su Gobierno "no se amenazan ni persiguen a fiscales ni jueces", por lo cual "ningún" funcionario judicial debe "sentirse en riesgo".

Al renovar sus críticas hacia el Poder Judicial, consideró que Juntos por el Cambio "no quiere que cambie esta justicia" porque, tal como funciona actualmente, "le es útil".

Además, rechazó las interpretaciones que se hicieron desde algunos sectores de lo que fue un tramo de sus declaraciones en TN. Sostuvo que sus dichos fueron "tergiversados" y que el nombre del fallecido fiscal Alberto Nisman había sido introducido no por él, sino por los periodistas que hicieron la pregunta.

"Me dijeron si yo no temía que le pasara (a Diego Luciani) lo mismo que a Nisman. Entonces yo, como la pregunta hablaba de Nisman particularmente, dije lo que francamente creo. Hasta donde todos sabemos, no se ha podido probar otra cosa: Nisman se suicidó y no encuentro ningún motivo para que eso ocurra con el fiscal (de la causa Vialidad)", relató.

En ese marco, continuó: "Ahora, si la pregunta hubiera sido por la seguridad de los fiscales, yo hubiera respondido que en mi Gobierno no amenazamos ni perseguimos a fiscales ni jueces, con lo cual nadie debe sentirse en riesgo".

Además, enfatizó que "el fiscal Luciani tiene que estar tranquilo" y sostuvo: "Él sabe mejor que yo que no recibió ningún llamado del Gobierno nacional, ninguna presión. Nadie lo fue a visitar en mi nombre. Ningún espía lo fue a visitar. Ningún juez o fiscal debe temer por su integridad. Solo les reclamo a todos que se haga justicia".

Insistió en la necesidad de una reforma del fuero federal, y señaló que en la causa en la que se encuentra acusada - entre otros- la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por el supuesto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz, se están dando errores procesales que pueden concluir en la nulidad de lo actuado.

"Es inadmisible condenar a alguien que no fue indagado", dijo en referencia al juicio contra CFK. "El acusado tiene derecho a declarar en cualquier momento del juicio hasta que se dicta sentencia. La indagatoria es el primer acto de defensa. Tenés la obligación de tomarle declaración, porque el riesgo de nulidad es muy grande", afirmó.

Por ello, dijo que el trabajo de Luciani "en términos de derecho penal" es "de una pobreza magnífica".

Consultado respecto de la situación social, el Presidente señaló que algunos sectores insisten en que "la gente está muy mal" y que ello afecta la percepción general. "Veo gente que ha recuperado el trabajo, que la economía crece, que tenemos problemas por resolver con la inflación que estamos atendiendo", apuntó.

Te puede interesar