banner app interiorPNG


"Lo encuentro mil veces y las mil veces haría lo mismo"

Regionales 07 de octubre de 2021 Por Radio ADN 97.9 FM - Rafaela
Jorge Chingolani, empleado de correo de la ciudad de Sastre encontró 3 millones de pesos no identificados, ubicó a sus dueño, lo devolvió y no aceptó ninguna gratificación. Radio ADN pudo entrevistarlo."Lo que no es mío no es mío", señaló.
pacquiao-690x450

Escucha el audio

Esto decía Chingolani en Radio ADN

Jorge Cingolani regresaba a su casa luego de cumplir con su jornada  en la sucursal del Correo Argentino existente en la ciudad de Sastre. Era viernes en la siesta cuando el vecino se topó con un bolso en la vía pública. Alertado al verlo, decidió levantarlo....Radio ADN pudo entrevistarlo

"Último día laborable de la semana, hacemos de corrido y bueno salí camino a mi casa y me encontré con ese bolso y lo levanté; me di cuenta en un principio porque uno está acostumbrado a trabajar con dinero, por lo que sospeché que había dinero ahí adentro" comienza diciendo Jorge. "Entonces cuando llego a casa le comento a mi señora y le digo....yo lo publico...Bueno empecé la publicación...pongo que el bolso contenía dinero...y mi señora me dice nooooo! le van a sacar todo!!. Entonces saqué dinero y entonces puse bolso solo. El bolso tenía un logo, yo el logo lo tapé . Lo puse boca abajo. Y bueno, al rato me llamaron. Hola m...hijo usted encontró un bolso???? Síii, le digo...Qué logo tiene el bolso don? El logo me lo describió perfectamente. Qué contenía el bolso? le pregunté... Y es ahí donde el me dice....el ahorro de toda mi vida...Entonces ahí agarramos y pactamos y bueno, yo se lo devolví". Con extrema naturalidad describe los acontecimientos quién no solo devolvió 3 millones de pesos, sino que además se resistió a aceptar una recompensa de 100 mil pesos. "Hice lo correcto, hice lo que tenía que hacer. Lo que no es mío no es mío. Y lo que es de uno es de uno. Lo encuentro mil veces y las mil veces haría lo mismo", concluyó .En momentos donde las buenas acciones humanas no son moneda corriente, la honestidad y solidaridad emergen casi como una excepción. Chingolani fue y sigue siendo el centro de escena a nivel nacional. Ojalá cunda el ejemplo.

Te puede interesar