banner app interiorPNG


"Recién al otro día nosotros caímos de lo que había pasado"

Locales 13 de octubre de 2021 Por Radio ADN 97.9 FM - Rafaela
Sergio Castillo y Cintia Sola son los oficiales del Comando Radioeléctrico de la URV que el fin de semana colaboraron en la reanimación de un bebé que había perdido signos vitales. Este miércoles estuvieron en el piso de Radio ADN.
4a669bbc-bdfe-4674-b0a9-117e1b2731b0

Escucha el audio

Este es parte del relato de los uniformados

En la noche del domingo, los oficiales Cintia Sola y Sergio Castillo, de Comando Radioeléctrico de la URV, auxiliaron a una familia y su bebé de casi un año de edad.

Los efectivos observaron que un automóvil trasladaba con urgencia a un menor desvanecido, por lo que lo siguieron hasta la Clínica Nacer de nuestra ciudad. Una vez allí, con la celeridad que el caso requería le realizaron maniobras de primeros auxilios y el bebé respondió rápidamente.  En el piso de Radio ADN los protagonistas de la historia relataron los acontecimientos. 

"El día domingo estábamos de guardia, entonces a las 10 de la noche más o menos, y en eso escuchamos bocinazos. Uno dice bocinazos en bv. Santa Fe es habitual. Nos llamó la atención la insistencia de los bocinazos, pasa un  auto Agile (chevrolet), instinto de los dos de decir ese auto tiene algo", comenzó contando la oficial Cintia Sola, "Pasó con las balizas prendidas, cruzó el semáforo de bv. Santa Fe y Tucumán en rojo y salimos automáticamente atrás de ellos. Para en clínica Nacer; nos bajamos al mismo tiempo todos (la gente del auto que era un matrimonio y nosotros juntos). Cuando veo, era una mamá que se baja con un bebé en brazos que lo sostenía, llorando la madre, llorando el padre; entonces él corre a la puerta, mi compañero a tocar timbre para que nos abran enseguida. Cuando llego la veo a la mamá que lloraba, le pregunté ¿que te pasa, qué le pasó?? Me da el bebé y me dice no reacciona!!"  "Me lo pongo en brazos, le pregunto si le había pasado algo, si se había ahogado, si se había golpeado, como para más o menos tener un panorama de que podía ser. Y la mamá lo que me decía entre llantos que el bebé no reaccionaba. Entonces, no le quise hacer RCP por el hecho de que no sabía si tenía alguna obstrucción o algo y por ahí empeorarlo. Entonces le empiezo a hacer masajitos y el bebé reacciona y empieza a llorar. Cintia, de profesión oficial de policía del Comando Radioleléctrico, en su vida personal es mamá de un par de hijos, uno de los cuales, de casi la misma edad que el protagonista de la historia. "En ese momento mi compañero calmaba al papá que estaba bastante nervioso. Esas milésimas que tardan en abrir la puerta para un papá en esa situación es una eternidad. La persona que nos abre nos ve, automáticamente nos hace pasar a la guardia, nos pregunta que le pasó, le respondimos lo que la madre nos había dicho dada que ella solo lloraba, no hacía otra cosa. Le ponen oxígeno, le ponen el termómetro al gordito, viene la médica y el chiquito quedó en observación. La gente esta venía desde Bella Italia. Desde Bella Italia a Rafaela, yo como mamá, me imagino que es eterno", completó Cintia.

Sergio Castillo, el otro oficial interviniente, fue el encargado de sostener anímicamente a los padres, en una situación angustiante como pocas. Sergio detalló en el aire de Radio ADN que la plena toma de conciencia de lo ocurrido se produjo mucho después del hecho.

"En ese momento pasó tan rápido. Recién al otro día nosotros caímos de lo que había pasado, pero en ese momento, uno como padre también, es ese momento nos salió y gracias a Dios salió todo bien", puntualizaba Castillo.  Los hechos objetivos son los descriptos. Tal vez sea necesario reflexionar un instante y darnos cuenta que la Policía, tan denostada como institución, es bueno poner la lupa en situaciones de esta naturaleza, donde el efectivo pone de manifiesto que más allá del uniforme, la Fuerza está compuesta por personas , y como en este caso, con empatía y sensibilidad a la altura de las circunstancias

Te puede interesar