banner app interiorPNG


"La casa del terror": Ya hay 15 denuncias formalizadas

Policiales 26 de noviembre de 2019 Por
"La mañana de ADN" pudo dialogar con dos menores y sus respectivas madres respecto a un caso del que siguen apareciendo novedades
las chicas

Escucha el audio

Escuchá el relato de dos menores y sus madres

Hace poco más de una semana la Justicia detenía al hijo de un importante empresario rafaelino acusado de ser el autor material e intelectual de la denominada "casa del terror". El caso estalló después de que una víctima relatara cómo era la operatoria y llevara una denuncia a la Justicia.

Según la causa, el imputado identificado como Martín G. las contactaba a través de redes sociales y buscaba inducirlas a que se sacaran fotos desnudas o a que ejerzan la prostitución. Si se negaban, las amenazaba con enviarlas a una red de trata y asesinar a sus familiares.

Martín G. fue detenido en su casa del barrio Pizzurno. Quedó imputado por abuso sexual agravado con acceso carnal, promoción y corrupción de menores, y enviado a prisión de forma preventiva y por tiempo indeterminado. 

Radio ADN pudo dialogar con un par de menores. Ambas fueron contactadas .

"Habían dicho que a una compañera mía se la iban a llevar, que la estaban buscando porque ya la habían vendido. Ahí nos decidimos a denunciar y yo hablé con mi mamá. Las mamás se empezaron a comunicar entre ellas y así se pudo hacer la denuncia y lo detuvieron. Yo tenía miedo cuando estaban sueltos porque había muchas amenazas. Pero me enojé mucho porque cuando salió la noticia, todo el mundo salió a criticarnos a nosotras" señaló una de las menores.

Una de las madres que accedió al diálogo con Radio ADN dio cuenta de un accionar impecable de la fiscal Ángela Capitanio. "Fue fiscal, mujer y madre, con una capacidad de contención para destacar" afirmó.


"Martín nos amenazaba que si no hacíamos lo que él quería, nos desaparecía y nos llevaba al norte", detalló otra de las menores. La charla, preservando identidades se desarrolló con dos de las menores involucradas y sus respectivas madres. Una de ellas dio cuenta que su hija se guardó toda la angustia durante meses, por el temor a que Martín G. cumpla sus amenazas y mate a algún familiar. "Yo soy amiga -o era- del menor cómplice. Iba conmigo a la escuela y un día a través de la confianza hacia él fuimos a la casa de Martín, dado que entre ellos son muy amigos y se conocen de toda la vida. La primera vez buena onda. La segunda vez me ofreció entrar droga con mi cuerpo a la carrera de TC y una vez adentro dársela a él. Le dije que no y me ofreció estar con hombres por plata. Me negué y me fui. Al rato me estaba mensajeando con amenazas" relata todavía conmocionada la menor. Los amedrentamientos surtían efecto o para lograr su cometido o para el silencio, dado que a través de los diferentes mensajes, las chicas recibían fotos de la familia en situaciones cotidianas, con la inmediata conclusión, de que los extorsionadores conocían con detalles los movimientos y actividades de ellas y sus familias. 

De acuerdo a las entrevistadas, al día de la fecha hay por lo menos 15 denuncias formales. "Hay muchísimos casos de familias que no quieren saber nada con hacer presentaciones dado que temen la condena social"  señaló una de las madres. Esta situación fue ratificada por una de las menores, afirmando que muchas de las víctimas son señaladas y estigmatizadas. Por último, las madres involucradas en la entrevista dieron cuenta de la necesidad de mantener el tema en la máxima consideración de la sociedad, para que la justicia tenga la ley como herramienta, pero también  la mirada exigente de la sociedad

Te puede interesar