banner app interiorPNG


El relato de un patovica que fue testigo: “Nunca vi nada igual, era saña”

Intervino momentos posteriores a la pelea que se originó entre la víctima y los rugbiers en el interior del boliche Le Brique y fue quien sacó a uno de los rugbiers, que estaba “muy agresivo”.
DZMNOCXUPZDYHPZJT6L5TTIHEQ
El jefe de seguridad de Le Brique, el boliche donde comenzó la agresión a Fernando Báez Sosa, se quebró durante la decla

El jefe de seguridad del boliche Le Brique, donde se originó la pelea entre los rugbiers y Fernando Báez Sosa, dijo que “nunca” vio algo igual a cómo le pegaron al joven en Villa Gesell, a quien mataron ese 18 de enero de 2020.

“Nunca ví nada igual, era saña. Hace 20 años que trabajo de esto y nunca vi nada igual, todo patadas”, dijo quebrado por el llanto, y agregó que después de eso estuvo “cuatro días sin dormir”

Alejandro Muñoz, el jefe de seguridad de 2,03 metros de alto, incluso relató que le costó sacarlo a Máximo Thomsen del boliche luego de un incidente que protagonizó junto a su grupo y el de Fernando Báez Sosa. También recordó que tuvo que sacarlo con otro compañero por una puerta lateral y que dio aviso a la Policía en la puerta por el estado violento en que estaba el primero de ellos.

Muñoz dijo que al instante lo llamaron, salió a la puerta y ahí vio “cómo se turnaban” los rugbiers para pegarle, sobre todo patadas. Incluso después que le dieron la primera, cuando “Fernando no se levantó más”.

NA

Te puede interesar