banner app interiorPNG


"Hubo una caricia a las canas"

El doctor Carlos Ferreyra fue nombrado Socio Honorario Nacional por la Sociedad Argentina de Pediatría. El reconocido y muy querido profesional fue entrevistado en Radio ADN.
NW43UTXWCFDPZC4LHULGG3XVTM

Escucha el audio

Esto es parte de lo que decía el doctor Carlos Ferreyra.

El Dr. Carlos Ferreyra fue merecidamente reconocido este miércoles por la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), como Socio Honorario Nacional. La decisión se basó en su actuación sobresaliente como pediatra a lo largo de 4 décadas . La SAP considera que Ferreyra contribuyó a la  consolidación de esa entidad en su objetivo de cuidar el niño, el adolescente y la familia.

El acto se formalizó en el Salón Auditorio “Dr. René Favaloro” de la Asociación Médica, ante autoridades locales de la Sociedad de Pediatría, colegas, amigos y familiares. Radio ADN entrevistó al muy querido 'Carlitos' Ferreyra. "La verdad es que fue algo que me sorprendió. Inesperado. Y esto se pudo dar por el gesto de algunos colegas contemporáneos como el doctor Olivera o el doctor Rubiolo, que decidieron darme una palmada de estímulo en la espalda. Porque hay otros colegas que tienen realmente una trayectoria más trascendente", señaló el pediatra que en ningún momento de la charla se sintió demasiado cómodo en el lugar de homenajeado. "Yo creo que solamente lo que se hizo fue revisar un poco el paso de mi vida en la pediatría, después de los 24 en que me recibí, en el año 80". "Como que estoy en el aire porque fue algo inesperado. Digamos que hubo unas caricias a las canas; me siento incómodo. Pero bueno, el tiempo pasa y se dio".

Ante la insistencia por tanto reconocimiento y afecto de pacientes, e hijos de pacientes, el pediatra de la calma permanente, insinuó algunos pilares de su trayectoria "Yo me propuse objetivos. Primero conocer como es la salud y los problemas de salud en la parte pediátrica. Después entendí que también me tenía que capacitarme en la parte de neonatología. Y fui, lo hice, trabajé en el hospital varios años en neonatología muy bien acompañado por otros colegas. Inclusive llegué a hacer terapia por si se daba la posibilidad de que se instalara una terapia pediátrica en Rafaela", explicaba Ferreyra, que sigue como el primer día, con la misma pasión y amor por los chicos. Con la misma predisposición a solucionar un temor de un padre primerizo aunque el reloj indique que es la hora del descanso. La medicina de Rafaela debería abrevar en ejemplos como el del doctor Carlos Ferreyra. 'Carlitos'. La vocación de servicio apuntalando la profesión.

Te puede interesar