banner app interiorPNG


Ordenaron la prisión preventiva del hombre que sería coautor del homicidio del matrimonio santafesino

Policiales 02 de septiembre de 2020 Por Radio ADN 97.9 FM - Rafaela
Así lo dispuso la jueza Sandra Valenti a raíz del pedido formulado por la fiscal Ana Laura Giora. El imputado tiene 41 años y sus iniciales son OGA.
d069ae17-c814-403a-a993-4f64c61c5523

Escucha el audio

Esto explicaba la fiscal Ana Laura Gioria

Un hombre de 41 años cuyas iniciales son OGA quedó en prisión preventiva en el marco de la investigación por los homicidios de Rita Mónica Rampazzo y Fernando Rafael Espino cometidos en octubre de 2018 en una vivienda ubicada en calle Francia al 1.180 de la ciudad de Santa Fe.

La medida cautelar fue impuesta por la jueza Sandra Valenti a raíz del pedido formulado por la fiscal Ana Laura Gioria en una audiencia llevada a cabo este mediodía en los tribunales de la capital provincial.

El hombre investigado fue imputado por la fiscal Gioria el pasado lunes. La funcionaria del MPA le atribuyó la coautoría de los homicidios de Rampazzo y Espino, calificados por haber sido cometidos con el objetivo de lograr impunidad en relación a otro delito (criminis causa). También le endilgó la coautoría de robo y de abandono de persona seguido de muerte en relación a Rodrigo Espino, el hijo discapacitado del matrimonio que vivía en la misma casa.

Asfixia

“La jueza entendió que, en esta instancia procesal, está acreditada la calificación penal que le atribuimos al imputado”, sostuvo Gioria.

La fiscal del MPA también se refirió a la hipótesis de la Fiscalía y señaló que “es la misma que manejamos desde el inicio de la investigación”. En tal sentido, aclaró que “recién pudimos avanzar con la detención e imputación del hombre investigado cuando nos llegó el resultado de las pericias realizadas a los órganos de las víctimas por los médicos forenses de la Nación”.

“Con ese informe confirmamos que se trató de una muerte violenta, y que fue producida por asfixia”, agregó la fiscal.

Doble homicidio

Gioria también narró que “el imputado entraba habitualmente a la casa de las víctimas a raíz de tareas de pintura que había desarrollado en el lugar. En ese contexto se aprovechó de la confianza que había logrado con el matrimonio. Así fue que ingresó con otra persona, redujeron a las víctimas y les quitaron la vida”.

“Todo el accionar delictivo fue hecho con el objetivo de apropiarse ilegítimamente de dinero en moneda extranjera que había en la casa y del vehículo de la familia”, concluyó la fiscal.

Celular

Gioria también destacó la importancia de una pericia realizada en relación al teléfono celular del imputado. “Se llama Azimut y fue gestionada ante la dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (Dajudeco) del Poder Judicial de la Nación”. Precisó que “este estudio permite circunscribir el lugar en el que está un teléfono celular al momento de registrarse que recibió una llamada”.

“El resultado de esta pericia nos indicó que el imputado estaba en adyacencias del domicilio del matrimonio alrededor de las 16:00 del sábado 20 de octubre de 2018”, concluyó.

Abandono

En relación a la atribución del delito de abandono de persona seguido de muerte, Gioria explicó que “entendemos que es la calificación correcta en función de lo ocurrido con Rodrigo Espino, el hijo del matrimonio”. La funcionaria del MPA agregó que “pusieron a la víctima en situación de desamparo toda vez que conocían que no podía valerse por sí mismo para las actividades de vida diaria debido a la parálisis cerebral que padecía”.

Finalmente, la fiscal del MPA recordó que “Rodrigo Espino murió el 27 de octubre de 2018 en el hospital Cullen de la ciudad de Santa Fe”.

Te puede interesar