banner app interiorPNG


En Paraná hubo un brote y afirman que hay transmisión en conglomerado

Así lo expresó la titular de la cartera sanitaria. La provincia de Entre Ríos tiene hasta la fecha 160 casos de coronavirus. La ciudad capital acumuló un total de 28 pacientes positivos en covid.
ministra salud
- Sonia Velázquez, ministra de Salud de Entre Ríos, durante la conferencia de este lunes.

El Ministerio de Salud de Entre Ríos confirmó este lunes 16 nuevos casos de coronavirus en la provincia vecina y diez corresponden a la ciudad de Paraná, acumulando un total de 28 casos hasta el momento en esa localidad. La ministra Sonia Velázquez confirmó que la capital entrerriana entró a una fase de "transmisión local por conglomerado" teniendo el cuenta la evolución del virus en las últimas dos semanas, algo que obligó a las autoridades a dar marcha atrás con las habilitaciones y permisos.

En la ciudad de Paraná, 30 kilómetros distante de Santa Fe, se registraron 20 casos en sólo cuatro días. Del total de los 28 infectados, 21 están activos, mientras que otros siete ya fueron dados de alta.

Las otras localidades donde se registraron nuevos casos este lunes son Santa Ana (departamento de Federación), con cinco casos, y uno en Gualeguaychú.

Sobre el tipo de circulación del virus que existe en Paraná, el titular de Epidemiología de Entre Ríos, Diego Garcilazo, explicó que “la mayoría de los casos detectados están relacionados a un grupo de trabajo dedicado a la distribución de medicamentos dentro del territorio provincial". Se trata de empleados y familiares de los mismos.

En cuanto a los números provinciales, Garcilaso precisó que son 160 los casos acumulados en la provincia y 126 se encuentran activos, ya que los últimos contagios sucedieron en las últimas dos semanas. La mayoría presenta síntomas leves. “Son pacientes que no han podido distinguir la sintomatología de una gripe común", al tiempo que acotó que sólo uno presenta un cuadro grave. Hasta el momento, Entre Ríos no tiene ningún fallecido por coronavirus.

La ciudad de Paraná se encontraba en la fase de distanciamiento social con varias habilitaciones, pero a partir del brote, las autoridades decidieron dar marcha atrás y aplicar algunas restricciones: cerraron bares y restaurantes y volvieron a prohibir las actividades recreativas y deportivas.

Te puede interesar