banner app interiorPNG


El papá de Emanuel habló con ADN: "pensamos que el asesino se equivocó de casa"

Locales 25 de noviembre de 2019 Por
Jorge Luis González habló con La Mañana de ADN y contó todos los detalles de esa fatídica noche del 20 de noviembre. "Emanuel estaba abrazo a mí cuando este chico nos disparó", expresó.
74908150_832022093877531_3168054541379698688_n

Escucha los audios

PRIMERA PARTE

SEGUNDA PARTE

No es un momento fácil para la familia González, que hoy afronta la peor tragedia de todas, como ser la pérdida de un hijo. Un hijo que fue arrebatado por la inseguridad y la delincuencia en el barrio Mora. 

Jorge Luis González, albañil de la ciudad y papá de Ema, estuvo reunido en la mañana de hoy con la Justicia y tras el encuentro, se tomó unos minutos para dialogar con Radio ADN y contar lo que pasó aquella noche del 20 de noviembre: "ese día trabajé mucho y volví a mi casa a las 19 horas. Le pedí a la 'flaca' que compre una picada para comer todos. Me senté afuera, porque esa noche hizo mucho calor y me puse a jugar con los tres chicos y el perro a la pelota. En un momento, mi señora y mis hijos se van adentro a buscar gaseosa y yo me quedé sólo con Ema, que estaba abrazado a mis piernas. Cuando levanto la cabeza, lo vi al pibe este... tenía como la mirada perdida. Me dice 'eh gato, todo mal con vos... y nos disparó", contó con mucha crudeza Jorge, en un tono muy triste. 

El padre de Ema dijo además que él escuchó un sólo disparo, pero que los vecinos le dijeron que fueron alrededor de 4. "Yo en ese momento no reaccioné. Cuando se fue, atiné a ver como estaba Emanuel. Ahí estaba entendiendo lo que estaba pasando. Cuando le doy vuelta la cara, para haber si lo había lastomado, vi que le salía sangre por la boca y en ese momento se desvaneció en mis brazos. Ya estaba muerto", expresó. 

"LOS VECINOS HABLAN POR MÍ"

En diálogo con Danel Poce, el papá del chiquito dijo que "esta muy tranquilo consigo mismo" y sostiene que el asesino se equivocó de casa: "esto lo digo con todo respeto, creo que se equivocó de casa. Los que viven en mi izquierda siempre tuvieron problemas, tienen el portón lleno de balas. Siempre están en conflicto", aseveró. Y sostuvo: "yo hace 5 años que vivo acá y los vecinos me conocen, en todos estos días hablaron por mí. No tengo un sólo antecedente policial", expresó Jorge. 

Ahora, la familia convoca a toda la ciudad a una marcha de silencio, sin banderas políticas, mañana a las 20 horas frente a la Jefatura de la URV.

A modo de cierre, dijo tener mucha importancia por la respuesta que recibió por parte de la Justicia: "sabemos que este pibe está en Santa Fe, de vacaciones, con su familia. Me dijeron que no tienen donde ponerlo, y que ni siquiera es considerado como un menor en la delincuencia. No les puedo mencionar la impotencia que estoy teniendo en estos momentos. Es todo muy injusto·, finalizó el papá de Ema. 

Te puede interesar