banner app interiorPNG


Castellano encabezó el inicio de un ciclo de conferencias con localidades hermanas

Locales 18 de mayo de 2021 Por Radio ADN 97.9 FM - Rafaela
En el marco de “Desafíos de los Gobiernos Locales ante el COVID-19: Potenciando los Hermanamientos”, el intendente destacó que el diálogo y la solidaridad es lo que mantendrá unidos a los pueblos ante la pandemia.
8ab530b7-c175-4634-bc78-a86de967afed

Este martes, el intendente Luis Castellano encabezó la primera jornada del ciclo de conferencias virtuales “Desafíos de los Gobiernos Locales ante el COVID-19: Potenciando los Hermanamientos”. 

El objetivo es poner en valor el rol de los gobiernos locales adonde acuden los ciudadanos en la búsqueda de ayuda, analizar la realidad del modelo económico actual y, en paralelo, ver la importancia de implementar alternativas que apunten a la solidaridad sin dejar de destacar la articulación entre todos los niveles del Estado.

Del encuentro participaron el senador nacional Roberto Mirabella; el presidente del Concejo Municipal, Germán Bottero; la secretaria de Cooperación Internacional e Integración Regional de Santa Fe, Julieta de San Félix; el secretario de Producción, Empleo e Innovación, Diego Peiretti; la coordinadora del área Relaciones Internacionales, Anabella Batisttini; el alcalde de Sigmaringendorf, Philip Schwaiger; el alcalde de Carcabuey, Juan Miguel Sánchez Cabezuelo y representantes del alcalde de Fossano, Darío Tallone. 

En la apertura del encuentro, Luis Castellano les comentó a los mandatarios europeos que “estamos todos preocupados por la gravedad de la situación sanitaria que estamos atravesando en nuestra ciudad, nuestra provincia y nuestro país”

El intendente señaló que “el contexto nos lleva a hablar sobre los aprendizajes que estamos teniendo los gobiernos locales con esta pandemia. Ya llevamos casi un año y medio con este tema y, hoy, estamos atravesando la hora más crítica. La situación es de alerta total. Nuestro sistema sanitario está al límite y están apareciendo nuevos contagios a una velocidad inusitada, especialmente, en personas jóvenes”.

Al respecto, el mandatario compartió “un resultado que lo marca que lo muestra a las claras: entre 100 chicos hisopados de entre 0 y 15 años, 38 resultaron positivos. Esos chicos transitan y por eso, entre otras cosas, hemos tenido que cerrar los clubes”.

“A nivel local, esto nos puso por delante desafíos muy fuertes porque nosotros estamos acostumbrados al diálogo institucional. Es uno de nuestros pilares: dialogar con todos. Eso es lo que nos mantiene unidos como sociedad para que no colapse todo. El virus juega a eso –dijo-. Mientras más disgregados estamos, más mensajes contradictorios damos, más individualmente pensamos, más contagios y muertes hay” y agregó que “cuando logramos entender que la vida es lo más importante, el virus empieza a encontrar resistencia. Es ahí en donde el proceso de vacunación acompaña a inmunizar lo que nosotros, mientras no tenemos la vacuna, tenemos que hacer socialmente: nos debemos abroquelar para cuidarnos”.

El titular del Ejecutivo local manifestó que “a pesar de esta coyuntura, seguimos con procesos de planificación y desarrollo hacia los 150 años de Rafaela. Una ciudad en acción, que no se detiene, que busca su desarrollo productivo, pero en un esquema de sustentabilidad. Una ciudad verde, en donde el cuidado de los recursos ambientales sea un eje y que mira lo metropolitano articulando con la región, perfilando, a la vez, su educación con 6.600 estudiantes universitarios y cinco casas de estudios universitarias y terciarias. También una ciudad que genere oportunidades e inclusión con desarrollo tecnológico para los nuevos tiempos. Queremos que estos proyectos se sigan retroalimentando con Sigmaringendorf, Carcabuey y Fossano”. 

También estuvieron presentes el rector de la Universidad Nacional de Rafaela, Rubén Ascúa; el concejal Jorge Muriel; la presidenta de la Comisión de Hermanamiento con Sigmaringendorf, Hebe Leyendecker; la presidenta de la Comisión de Hermanamiento con Fossano, Norma Bruno; el presidente de la Comisión de Hermanamiento con Carcabuey; Roberto Muriel, entre otros. 

Cabe destacar la asistencia técnica y de recursos humanos puestos a disposición por el equipo de la UNRaf.


Philip Schwaiger se refirió a la situación sanitaria en Sigmaringendorf diciendo que “no podemos vislumbrar un final. La humanidad es un pequeño engranaje en el mundo y no tenemos todo bajo control. Tenemos nuestros límites y debemos ser humildes. Lo importante es estar unidos y apoyarnos mutuamente entre las hermandades”.

El alcalde alemán indicó que “estamos ingresando al verano, suben las temperaturas y, luego de las fuertes restricciones de los últimos siete meses, se está viendo una baja en la cantidad de casos. El Gobierno federal, a través de los gobiernos locales, dispuso un sistema para que todos puedan testearse y encontrarse con tranquilidad. Los testeos y la vacunación es el principal tema que afronta todo el mundo”.    


 Juan Miguel Sánchez Cabezuelo expresó que “los gobiernos locales somos los primeros en dar la cara ante la gente. La pandemia nos enseñó que la vida está sobre todo. En España se paró todo porque no quedaba otra porque acabamos de superar la cuarta ola. Entendemos que la actividad económica es muy importante, pero anteponiendo la vida de las personas”.

El alcalde de Carcabuey indicó que “como Estado local, nuestros recursos son limitados y necesitamos la presencia de la Unión Europea pero, además, necesitamos cambiar hacia un modelo económico más solidario porque el individualismo no nos va a sacar de esto”.

Te puede interesar