banner app interiorPNG


La Municipalidad fortalece sus acciones de sustentabilidad

Locales 04 de septiembre de 2019 Por
Durante los dos períodos de gestión del intendente Luis Castellano, se relevaron casi 81 mil árboles y se plantaron cerca de 18 mil especies. Luego de las tormentas de 2016 y 2017 las acciones se redoblaron por la caída de 800 árboles.
descarga

La tarea de forestación se lleva adelante en el marco de la vigente Ley Provincial de Arbolado Público y se basa en la reposición de árboles con la idea de lograr un equilibrio medioambiental sustentable y una biodiversidad sólida. Desde hace varios años la Municipalidad de Rafaela puso en marcha distintos programas con el objetivo de llegar a tener un árbol por cada habitante. En las acciones, es importante destacar la participación del Instituto para el Desarrollo Sustentable a través de diferentes campañas que buscan generar conciencia para el cuidado del ambiente en cada habitante la ciudad.

En este sentido, el Departamento Espacios Verdes, dependiente de la Secretaría de Servicios y Espacios Públicos, lleva adelante un plan estudiado, proyectado y aplicado que permite en la actualidad lograr más reposiciones que extracciones de especies del arbolado público.

De esta forma, el plan prevé ocupar espacios en donde, por distintos motivos, un árbol fue extraído. Además, ganar nuevos lugares como cazuelas vacías o forestaciones en nuevos loteos que se van incorporando a la trama urbana.

En cuanto a la variedad de las especies arbóreas que se eligen para plantar, los técnicos toman como base garantizar una biodiversidad que ayude a la sustentabilidad del medio ambiente de la ciudad. Es así que, antes de plantar un árbol y de seleccionar su magnitud, se observa el ancho de la vereda, de los servicios que se presten en los sectores, tanto subterráneos como aéreos, conservar una línea estética para facilitar el mantenimiento, entre otras cuestiones.

Con respecto a los sectores en donde se realizan las forestaciones, al igual que en la época de poda, los técnicos del Municipio organizan previamente los sectores a intervenir de manera que, en la caso de la forestación, la prioridad la tienen las reposiciones de especies extraídas por solicitud de los vecinos y, en el de la poda, cada barrio es intervenido cada dos años.

Mantenimiento

El área, conformada por técnicos especializados y cuadrillas capacitadas para las labores, se ocupan del regado, control de hormigas.

Pero el trabajo no finaliza con el riego y el control de hormigas ya que, durante los primeros tres años de crecimiento, cada especie que ocupa el espacio público recibe una poda formativa con el objetivo que, cuando el árbol tenga un tamaño mayor, no reciba una poda intensiva. De esa manera, la especie no se lastima con poda de grandes ramas y, además, trunca la posibilidad del ingreso de bacterias, virus y hongos. En definitiva, no se daña al “tronco madre”. Es así como se lleva a cabo lo que se denomina “mantenimiento de arbolado”.

La planificación de la poda formativa tiene como ventaja el fomento de una mayor sustentabilidad porque se generan menos residuos orgánicos. Ocurriría lo contrario si se acumularan grandes volúmenes de ramas producto de la poda de grandes árboles lo que generaría mayor residuo verde.

Relevamiento

La Municipalidad lleva a la práctica un convenio específico, basado en un convenio marco firmado con la Universidad Tecnológica Nacional – Facultad Regional Rafaela (UTN), que impulsa el Proyecto de Relevamiento del Arbolado Público de la ciudad.

La tarea comenzó en 2011 y tuvo su etapa más intensa luego de las dos grandes tormentas que se desataron en nuestra localidad, en 2016 y 2017, y dejó como saldo la caída de 800 árboles. Es realizada por estudiantes de la UTN, con el asesoramiento y capacitación del personal técnico del área Espacios Verdes e Informática, y persigue como finalidad tener un conocimiento total de la situación del arbolado.

Para la realización del relevamiento, el Municipio puso a disposición de los estudiantes la capacitación en materia de botánica y tecnología relacionada al uso del software específico para el almacenamiento de datos.

Al momento de realizar la labor, los alumnos saben que deben observar en el árbol el estado del tronco, si tiene o no tiene orificios, su tamaño, si la copa está seca o no, si las ramas están bajas, cómo se observa la vereda y definir la especie. El trabajo finaliza con la foto correspondiente del árbol relevado, el cual queda georreferenciado, para que los técnicos del área vuelquen todos los datos a una base y puedan planificar acciones a corto, mediano y largo plazo.

Trasladando los conceptos a cifras, durante la gestión encabezada por el intendente Luis Castellano, el Municipio relevó, en promedio, 20 mil árboles por año. En lo que va del 2019, se forestaron distintos sectores de Rafaela con 1982 árboles, llegando a un total de 17764 desde el 2011, y se relevaron 80766 especies arbóreas.

Crecer Juntos

El programa "Crecer Juntos" es impulsado por el Gobierno Municipal a partir de una idea de la ciudadana Corina Schiavone. Pretende generar conciencia desde la niñez sobre el cuidado del arbolado público en el marco del plan de forestación que el Estado local lleva a cabo anualmente de acuerdo a normativas vigentes.

En el año 2018 se registraron 232 padrinos y este año será la 25ª edición. Se recuerda a los interesados en apadrinar un árbol que el programa está destinado a recién nacidos. Quedan pocos días para el cierre de las inscripciones. Quienes deseen anotarse, podrán acercarse al Hall del Edificio Municipal de 7:15 a 12:15.

Beneficios

Biodiversidad, sustentabilidad, son conceptos que conforman la base de una política medioambiental que viene llevando adelante la gestión del intendente Luis Castellano con políticas y acciones que se aplican de manera diaria.

El árbol brinda enormes ventajas y nuestra comunidad aprovecha sus beneficios al momento de transitar por las calles o en los espacios públicos de manera recreativa, para la práctica deportiva o el descanso.

Los árboles contribuyen a reducir los efectos del cambio climático, purifican el aire, proporcionan oxígeno, refrescan las calles y la ciudad, conservan la energía, disminuyen la evaporación del agua, previenen la contaminación del agua y la erosión del terreno, protegen de los rayos ultravioletas, son el hábitat de la vida silvestre, permiten la unidad de la comunidad reuniendo a grupos de personas para su interacción.

Te puede interesar