banner app interiorPNG


Aprueban flexibilización para instalar antenas y crean comisión de control

Locales 30 de agosto de 2019 Por
Los concejales aprobaron la nueva ordenanza que modifica por completo la regulación existente para la instalación de antenas para telecomunicaciones en la ciudad. Así las empresas del sector podrían reanudar la colocación de estructuras para mejorar la señal.
multimedia.normal.b8be429760557e74.6e6f726d616c2e6a7067

En una sesión que se prolongó por algo más de una hora, el Concejo Municipal aprobó ayer por unanimidad, la derogación de la ordenanza 3416 que regulaba la instalación de antenas de telecomunicaciones en la ciudad a la vez que dio vía libre a una nueva norma que incorpora los avances tecnológicos y crea un órgano de control ciudadano con el objetivo de dar transparencia y tranquilidad a los vecinos sobre el impacto de estas nuevas estructuras y el nivel de radiaciones que generan.
Al recinto llegaron miembros de la ONG Amigos de la Vida y Vecinos autoconvocados del barrio 17 de Octubre, ya que el día previo a la sesión, emitieron un documento expresando su rechazo al proyecto y anticipando su decisión de recurrir a la Justicia para frenar la nueva ordenanza.
“El texto de lo que vamos a votar expresa claramente que la ordenanza 3416 que es la que derogamos, ha perdido vigencia en función del avance de la tecnología de la comunicación. Yo creo que es necesario contar con una nueva norma para que las comunicaciones avancen”, dijo al momento de la argumentación, el concejal oficialista Jorge Muriel.
Quien también hizo uso de la palabra fue el concejal Hugo Menossi, que propuso modificar el articulado con el objetivo de incluir una Comisión de seguimiento, que genere garantías para aquellas ONG que en su momento habían formulado cuestionamientos.
“Lo que se hace es mantener algunas cuestiones que traía la 3416, pero agregar las nuevas tecnologías como bien mencionaba Jorge Muriel y principalmente contemplar el nuevo tipo de antenas con estructuras soporte y en donde se da la posibilidad de hasta 25 metros o de hasta 15 metros de acuerdo si son instaladas en espacios verdes públicos o privados, o si son las antenas sobre tótems o estructura para cartelería”, señaló Menossi.
Más allá de los considerandos y de que en lo aprobado se incorporó la creación de una comisión de control integrada por actores de la sociedad civil, siempre habrá sectores que cuestionen las radiaciones que las antenas de telecomunicaciones emiten y la contaminación que producen, al igual que aquellos otros grupos que reclaman por tener mayor conectividad en las comunicaciones y piden por la instalación de un mayor número de antenas. Conciliar ambas posturas es la función del Estado y sus instituciones, como el propio Concejo.
“Hoy decidimos que había que avanzar porque nuestra legislación había quedado obsoleta y desde las empresas de telecomunicaciones, también notamos un compromiso respecto a los monitoreos que tendrán que llevar a cabo”, afirmó quién fue miembro informante, Jorge Muriel, sobre una iniciativa elaborada por el Ejecutivo el año pasado.

RECURSO DE AMPARO
No conformes con la decisión del Concejo y entendiendo que desoyeron los planteos de las diferentes organizaciones ambientalistas, desde la asociación Amigos de la Vida analizan por estas horas recurrir a la Justicia. “La posición de Amigos de la Vida, vecinos autoconvocados y Alerta antena Rafaela, es que no estamos conformes con esto que salió. Si bien hay cosas positivas, hace falta algo, que es el relevamiento previo de todas las antenas existentes. Ese es el paso previo para después legislar”, señaló Jorge Quevedo, de la ONG, quien estuvo escuchando el debate en el recinto.
Desde Amigos de la Vida ratificaron la decisión de recurrir a la justicia, interponiendo un recurso de amparo.
Ni siquiera quedaron satisfechos con el Art. 12° en el cual se establece "la creación de la Comisión de seguimiento de instalación de antenas de transmisión de comunicaciones, sus estructuras soportes y demás instalaciones complementarias, que será integrada por el área que el Departamento Ejecutivo Municipal determine, tres miembros del Concejo Municipal e integrantes de Organizaciones de la Sociedad Civil con orientación en el cuidado del medio ambiente". Incluso se deja abierta su integración al señalar que se invitará "a formar parte de la misma al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) y a las personas humanas o jurídicas interesadas en la materia, determinadas por los integrantes plenos".
Al fijar sus responsabilidades, en el Art. 13° se aclara que la Comisión "es un órgano de consulta, asesoramiento y participación permanente para la elaboración de programas de seguimiento de instalación de antenas de transmisión de comunicaciones, su funcionamiento, sus estructuras soportes y demás instalaciones complementarias".
Si finalmente la ordenanza se reglamenta, las empresas de telefonía celular, principales interesadas en la nueva regulación, tendrán la posibilidad de retomar sus planes de inversión. Se recuerda que Telecom Personal había presentado proyectos para instalar cerca de una decena de antenas, aunque ahora estaría reformulando los proyectos técnicos para colocar alrededor de 25 pero de pequeña escala, en su mayoría acompañando infraestructura en espacios públicos. Para la empresa, se trata de replicar el modelo que ya vienen trabajando en la Ciudad de Buenos Aires y que en caso de cristalizar en Rafaela, sería un modelo a mostrar en el resto de la Provincia.

Te puede interesar