banner app interiorPNG


El presidente Macri habló nuevamente con Alberto Fernández por la inestabilidad económica

Nacionales 20 de agosto de 2019 Por
Sucedió ayer cuando en Wall Street se desplomaban las acciones argentinas.
Mauricio-Macri-telefono-con-Trump-1920

La charla volvió a ser telefónica. Se produjo ayer, cuando, a pesar de la quietud nacional, los mercados no le dieron tregua al país. Macri y Fernández hablaron sobre economía y mercados, pero la información difiere respecto al tono del diáolgo y su contenido, si se pregunta en la Casa Rosada o en las oficinas del candidato a presidente del Frente de Todos. 
En la casa rosada se aseguró que Macri y Fernández coincidieron en remarcar la situación de inestabilidad de los mercados, pero que el presidente solicitó prudencia en las declaraciones periodísticas para evitar una nueva crisis financiera y económica.
A su vez, Macri adelantó al candidato presidencial del peronismo que Hernán Lacunza como ministro de Hacienda convocaría a los asesores económicos de todos las fuerzas políticas para consultarlos sobre la situación del país.  
En este contexto,  acorde a la versión oficialista, Fernández entendió y aceptó las recomendaciones del presidente y por eso su principal experto en mercados internacionales, Guillermo Nielsen, dialogó con la agencia de noticias Bloomberg para explicar la posición del candidato peronista respecto a una eventual reestructuración de los bonos soberanos. 
 
Los voceros de Fernández, en cambio, sostuvieron otra versión de los hechos. Aseguran que Macri llamó para anticipar que el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, convocaría a los economistas de todos los partidos, a lo que Fernández habría contestado "contá con eso". 
Y agregaron que el presidente y el candidato opositor volvieron a acordar que se "mantenga la línea de diálogo abierta", al margen de la campaña electoral y las distintas visiones políticas sobre la economía, sus causas endógenas y los mecanismos institucionales para atravesar la actual crisis financiera.

Macri y Fernández no son amigos, y piensan distinto, pero acordaron un espacio común de reflexión -vía telefónica- que funciona como una señal de madurez institucional a los mercados que no dan tregua ni siquiera los días feriados. 

Te puede interesar