banner app interiorPNG


Pedirían prorrogar la preventiva de Williner

Policiales 07 de agosto de 2019 Por
Se conocieron los resultados de los estudios toxicológicos que están en poder del fiscal Loyola. Revelan que Beninca solo tenía alcohol en su organismo y en cambio, Williner, dio positivo en alcohol, marihuana y cocaína.
multimedia.miniatura.905de5dc457a9bec.6d696e6961747572612e6a7067
BENINCA Y WILLINER

El domingo próximo se cumple el plazo de 60 días de la prisión preventiva dispuesta por el juez penal de Rafaela, Javier Bottero, para José María Williner, quien el sábado 8 de junio protagonizó una pelea con los hermanos Guillermo y Luciano Beninca, quien murió durante la misma a raíz de los golpes que recibió. Por tanto, el mismo domingo se realizará una audiencia para determinar si el imputado recupera la libertad o bien continúa alojado en la Alcaidía de la Unidad Regional V de Policía, donde se encuentra desde hace algo más de dos meses.
Según fuentes vinculadas a la investigación, por los delitos de homicidio simple de Luciano Beninca, en concurso real con lesiones graves dolosas en perjuicio del hermano de la víctima fatal, el fiscal Guillermo Loyola se prepara a solicitar una audiencia en la que pediría una prórroga sin plazo de la prisión preventiva a partir de nuevos elementos que se incorporaron al caso, entre ellos los exámenes toxicológicos.
De acuerdo al informe del Laboratorio Biológico de la Policía de Investigaciones (PDI) de la ciudad de Santa Fe, Luciano Beninca tenía en su cuerpo sólo alcohol (1,260 gramos por litro) en tanto que los estudios dieron negativos en lo que hace a la presencia de drogas en su organismo. Por su parte, los exámenes revelaron que Williner dio positivo tanto en alcohol como marihuana y cocaína. Lo curioso es que si bien le extrajeron sangre a las 9:55 de ese sábado 8 de junio, es decir casi tres horas después de la pelea trágica, aún su cuerpo tenía 0,90 gramos por litro.
La pelea entre Williner y los hermanos Beninca se había registrado alrededor de las 7 de la mañana del sábado 8 de junio primero en el hall de un edificio ubicado en calle Belgrano y Aarón Castellanos, y luego en la calle.
Según habían indicado los fiscales Loyola y Martín Castellano en la audiencia realizada el 11 de junio en la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) de los tribunales rafaelinos, los delitos investigados "fueron cometidos minutos después de las 7:00 del sábado pasado en inmediaciones de un complejo de departamentos ubicado en calle Belgrano al 1.200 de la ciudad de Rafaela". En este sentido, señalaron que "el imputado rompió el vidrio de la puerta de acceso al inmueble para salir al encuentro de Luciano Beninca, comenzó una discusión en la que también participó el hermano de Beninca, y luego se inició una pelea a golpes de puño".
Asimismo, los fiscales puntualizaron durante la audiencia, en la que participó Williner junto a su abogado, el santafesino Néstor Oroño, que "en un determinado momento, la víctima fatal logró inmovilizar al imputado y le manifestó en reiteradas oportunidades su deseo de terminar la pelea". Sin embargo, cuando lo liberó "el hombre investigado le arrojó dos golpes de puño que le provocaron la caída al piso". Además, el imputado "también agredió con otro golpe de puño al hermano de la víctima fatal, al que también hizo caer al piso, producto de lo cual se quebró la tibia y el peroné de su pierna derecha". "Finalmente, Luciano Beninca intentó levantarse, pero el imputado volvió a aplicarle un golpe de puño en la cara, producto de lo cual cayó inconsciente y se produjo su muerte como consecuencia de un traumatismo cráneo encefálico grave", expresaron los funcionarios del MPA.
Por último, Loyola y Castellano destacaron que "el homicidio se produjo a pesar de que la víctima quiso parar la pelea" y que de todos modos "el imputado actuó a sabiendas del resultado mortal que podía lograr a raíz de su capacidad física y de la potencialidad de sus golpes".

Te puede interesar