banner app interiorPNG


El Vaticano analiza ordenar sacerdotes a hombres casados

Es para poder garantizar los sacramentos en las zonas más aisladas del mundo
sacerdote-celibato

El próximo Sínodo de los obispos sobre la Amazonía volverá a proponer uno de los temas considerados casi tabú por el ala conservadora de la Iglesia: la ordenación sacerdotal de hombres casados para poder garantizar los sacramentos en las zonas más aisladas del mundo.

En el "Instrumentos laboris", el documento de trabajo con el que los obispos de los países involucrados debatirán en el Sínodo sobre la Amazonía que se celebrará en Roma del 6 al 27 de octubre, se recoge formalmente la sugerencia y por tanto entrará dentro del debate, pero tendría que ser aprobada por la asamblea.

"Afirmando que el celibato es un don para la Iglesia, se pide que, para las zonas más remotas de la región, se estudie la posibilidad de la ordenación sacerdotal para personas ancianas, preferentemente indígenas, respetadas y aceptadas por su comunidad, aunque tengan ya una familia constituida y estable, con la finalidad de asegurar los Sacramentos que acompañen y sostengan la vida cristiana", se lee en el documento publicado hoy.

El jesuita argentino Humberto Miguel Yáñez, profesor titular de teología moral de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, que participó hoy en la presentación de este documento en el Vaticano confirmó a EFE que, aunque el tema se debatió ya incluso en el Concilio Vaticano II, "es la primera vez que se habla de manera tan explicita y aparece como forma de propuesta" en un documento.

"El papa Francisco ha abierto los canales de escucha donde aparecen cuestiones que ya estaban, pero no se escuchaban" añade Yañez, quien destaca que no se trata de abolir el celibato porque "la excepción a la regla no quiere decir abolir".

Te puede interesar