banner app interiorPNG


Caso Beninca: Prisión Preventiva para José M. Williner

Policiales 11 de junio de 2019 Por
Es por 60 días, despúes de los cuales podría quedar libre, sin perjuicio de la prosecución de la causa.
Ver galería audiencia
1 / 2 - Momento en que comenzaba la audiencia cautelar que determinó la prisión preventiva para José María Williner

Escucha el audio

Audio

El juez Javier Bottero determinó la prisión preventiva por 60 días de José María Williner, imputado por la muerte de Luciano Beninca. Transcurrido ese plazo, y si el ministerio fiscal no suma elementos probatorios, Williner quedará libre sin perjuicio de la prosecución de la causa.

No se conocen todavía los fundamentos de la resolución del magistrado, pero se estima que podría cambiar la carátula con la que fue imputado Williner: de homicidio simple y lesiones graves dolosas en calidad de autor podría variar a homicidio preterintencional u homicidio en legítima defensa, dos figuras solicitadas por la defensa de Williner y que aliviarían la situación del imputado.

El Dr. Néstor Oroño (uno de los más importantes profesionales en materia penal de la provincia; entre sus antecedentes se cuenta la defensa de alguno de los miembros de la banda de "Los Monos" y del ex gobernador Carlos Reutemann en la causa inundaciones), abogado defensor de Williner, cargó sobre Guillermo Beninca, hermano de Luciano, a quien pidió se impute por las lesiones que sufrió Williner. Según se desprendió de las evidencias y testimonios escuchados en la audiencia -inclusive el del propio Williner, -, Williner y tres personas más -dos mujeres y un hombre, entre ellos la ex pareja de Luciano Beninca- se retiraron del boliche Mil Uno en un Fiat Cinquecento. Se detuvieron en la Texom de Roque Saénz Peña y Mitre, compraron cervezas, y fueron hacia el departamento de M. Y, la ex pareja de Luciano Beninca. Fue Guillermo Beninca el que decidió seguirlos, seguro de que Williner quería intimar con la ex novia de su hermano. "Éramos amigos, jugábamos juntos al rugby, yo iba a su departamento, él iba a mi casa, íbamos a su rancho en la costa, yo no quería salir con su ex novia, soy leal a mis amigos. Yo estaba interesado en Y. (la amiga de MY), una chica que me presentó M.Y. y de la que ni conocía el apellido. Pegamos onda y Luciano sabía que yo quería ir con ella, no con su ex novia", relató visiblemente conmovido Williner.

Luego de seguirlos Guillermo llamó a Luciano y éste, fuera de sí, llegó al complejo de departamentos de calle Belgrano donde se precipitaron los acontecimientos.

Para el fiscal Loyola, Williner bajó al palier del edificio y rompió la puerta -estaba cerrada-, pero Williner negó  ese dato: según el imputado, fue Luciano Beninca el que le dio "tres trompadas" al vidrio hasta que lo rompió. "Me manoteó y me tiró para afuera. Entre los dos empezaron a pegarme".

Oroño, el defensor de Williner, trabajó en pos de su objetivo, sobre la base de que los Beninca fueron a buscar a su defendido, que Williner bajó luego de haber recibido cataratas de audios insultantes, que los Beninca obraron pretendiendo ejercer derechos sobre las relaciones de una ex pareja de Luciano y su amiga- y que finalmente eran dos contra uno, con parecida condición física, o incluso algo inferior en Williner.
En la causa hay dos testigos claves: un menor de 15 años que vio toda la pelea desde la vereda de su casa; y una mujer que también observó desde su domicilio. Quedó absolutamente acreditado que Williner intentó "revivir" a la víctima con técnicas de RCP. "Jamás se me cruzó por la cabeza matar a alguien y menos a un amigo. El ¨Tata´era mi amigo. Sólo me defendí porque en un momento pensé que me mataba", declaró el imputado.

Los próximos 60 días deberán servir para que la justicia determine si la muerte de Beninca fue producto de los golpes de Williner (es la postura de la Fiscalía) o como dice la defensa fue el infortunio de la caída. Si bien no hay diferencias sustanciales entre los testigos, hay un menor de  15 años que asegura que luego de los golpes de Williner, Luciano Beninca ya estaba inconsciente y así golpeó contra la vereda. Una vecina dice haber visto como Beninca todavía estaba consciente cuando impactó su cabeza contra la acera.

Te puede interesar