banner app interiorPNG


Microcentro: se renovó la polémica por su reforma

Locales 10 de junio de 2019 Por
Los empresarios decidieron que era más importante poder escuchar las líneas de acciones de cada candidato y no transformarse en meros testigos de peleas y chicanas políticas de cara a las próximas elecciones del 16 de junio.
multimedia.normal.a1eb5500e55c3954.53637265656e73686f745f323031362d30372d31322d32322d32312d34305f6e6f726d616c2e706e67
MICROCENTRO RAFAELINO

El último debate de candidatos a intendentes fue realizado el pasado lunes en el Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región (CCIRR), pero esta vez enmarcado en una presentación de propuestas. Los empresarios decidieron que era más importante poder escuchar las líneas de acciones de cada candidato y no transformarse en meros testigos de peleas y chicanas políticas de cara a las próximas elecciones del 16 de junio.
En este sentido, los ejes giraron en torno a producción, suelo industrial, centros comerciales abiertos, innovación y transparencia del Estado. Luego de las exposiciones, cada candidato tuvo el espacio para realizar una pregunta a uno de sus adversarios políticos. Sin duda que una de las preguntas más incómodas de la noche fue la realizada por el candidato de Cambiemos, Leonardo Viotti, al actual intendente, Luis Castellano: ¿Luis, no crees que es un fracaso de tu gobierno que después de 10 años no hayamos podido concretar la refuncionalización del microcentro, el principal centro comercial a cielo abierto de la ciudad de Rafaela, más allá de algunos arreglos parciales que se fueron haciendo?
La respuesta de Castellano no se hizo esperar y se puede decir que fue una de las contestaciones que mayores expectativas despertó en el público presente, ya que de algún modo expresaría una especie de balance tras 10 años de un proyecto trunco para la ciudad.
“Bueno, todos conocemos la historia. Yo no lo llamaría fracaso porque fue un proyecto de contribución por mejoras que el registro de oposición terminó de voltear cuando terminaba el gobierno de Omar Perotti y a mí me tocó después de eso empezar a tomar una decisión con respecto a lo que hacíamos en el centro”, contestó Castellano.
Quizás la expresión el “registro de oposición terminó de voltear”, haciendo referencia al proyecto, no fue la más feliz, incomodando a varios empresarios del sector, despertando viejas heridas y contrapuntos en este sentido.
Cabe recordar que el proyecto de refuncionalización del microcentro de Rafaela contemplaba la remodelación total del boulevard Santa Fe, un lugar emblemático para los vecinos y para quienes lo visitan. La obra incluía el arreglo de las calles adoquinadas, del cantero central y de las veredas, así como la renovación de la red cloacal en el sector. El presupuesto estimado en ese momento era de 15 millones de pesos, cuyo pago se repartiría, 70,93% a cargo del Municipio y 29,07% por cuenta de los vecinos. Es decir que los frentistas deberían afrontar el pago de, aproximadamente, 4,3 millones de pesos.
El cuestionamiento de los vecinos autoconvocados del microcentro de Rafaela, en aquel momento, apuntaba a las obras que se les pedía abonar y se incluían en los 4,3 millones de pesos. Ellos sostenían que solamente les correspondía pagar el arreglo de las veredas y la iluminación, en tanto que el readoquinado y el arreglo del cantero central de Bv. Santa Fe (un espacio público, argumentaban) debe correr por cuenta y cargo del Municipio. Para ello tomaron como referencia el caso del Bv. Lehmann, donde se colocaron adoquines nuevos y se hizo un desagüe cloacal, y esto no se les cobró a los vecinos.
Las repercusiones del debate del CCIRR continúan dando vueltas, y en este sentido, Leonardo Viotti, indicó que “contrariamente a lo respondido por el intendente, yo creo que el fracaso es suyo por no haber sabido liderar la gestión. El proyecto fue, es y sigue siendo muy beneficioso para la ciudad toda, porque no solo revaloriza el centro sino que apunta a jerarquizar a la ciudad en oferta turística, mejoramiento urbano, junto a la plaza central, los otros bulevares y potencia el sector comercial de la ciudad el cual genera casi el 25% de empleo en la ciudad”. Al mismo tiempo, señaló que “entiendo perfectamente el descontento de los empresarios. Si aportas 300 millones de pesos a las arcas municipales por Derecho de Registro de Inspección y cuesta tanto que vuelva en obras, actividades y servicios, es nada menos que frustrante” sentenció.
¿Serán estas nuevas instancias de elecciones una nueva oportunidad para que este proyecto se concrete finalmente? Promesas no faltan.

Te puede interesar