banner app interiorPNG


La PDI detuvo a uno de los presos fugados

Provinciales 14 de mayo de 2019 Por
Fue recapturado en la zona sur. Es uno de los seis presos que permanecían fugitivos tras fugarse la semana pasada durante un traslado entre la Cárcel de Coronda y Rosario.
1504381620-pdi
POLICÍA DE INVESTIGACIONES

En la tarde-noche de este lunes, la PDI de Rosario recapturó, en la zona sur, a Alejandro Candia, uno de los seis presos que permanecían fugitivos tras fugarse la semana pasada durante un traslado entre la Cárcel de Coronda y Rosario. Como se recuerda, ese día 13 reclusos eran transportados en un móvil del Servicio Penitenciario y tras un incidente aún no aclarado, 9 de ellos lograron escapar, aunque 3 de ellos fueron rápidamente recapturados. El joven de 23 años ingresó a la cárcel en septiembre de 2013 y tiene que cumplir una pena de 10 años y 4 meses por robo calificado por el abuso de arma impropia, robo simple y evasión. Es reincidente. Se continúa con la búsqueda de los restantes 5 prófugos.

Un hombre informó que, al regresar a su domicilio ubicado en calle 500 Millas al 600, se percató de que, previo a saltar el tapial, le sustrajeron desde el galpón que se encontraba sin medidas de seguridad, una bicicleta marca SLP.

Diversos robos en la ciudad

Robaron vehículos, artefactos electrónicos, dinero y hasta ropa de abrigo.

Un hombre domiciliado en calle Marchini al 100 informó que, siendo las 1:30 hs del día de ayer, noto la faltante, desde su vivienda, de una notebook. Una mujer dio aviso de que su hija se encontraba ayer en una fiesta en calle Balcarce al 800 y le robaron su celular.

En otro hecho, ayer cerca de las 19:40 hs le sustrajeron de la vereda de calle Bv. Roca al 300 su motocicleta.

Además, en otra situación una mujer dio aviso de que, mientras se ausentó de su domicilio ubicado en calle Francia al 2500, ayer cerca de las 20 hs al regresar se percató de que, previo a forzar la puerta de ingreso, se apoderaron de una frazada, un juego de sábanas, ropas varias, una olla, una sartén y una garrafa de 10 kg.

Por último, una mujer dio aviso de que se encontraba en una reunión cuando recibe un llamado de una remisera de confianza, quien había llevado a su hija a su casa ubicada en calle Garibaldi al 1000 y cuando llegan notan que en el interior se encontraba todo desordenado, constatando la faltante de $500 que se encontraban en un monedero y $500 más que eran ahorros de su hija.

Te puede interesar