banner app interiorPNG


El municipio brindó recomendaciones para la prevención del Hantavirus

Locales 14 de enero de 2019 Por
Para prevenir la enfermadad lo importante es, entre otras cosas, mantener la vivienda y sus cercanías en condiciones de higiene, con el pasto corto, libre de residuos o elementos en desuso.
rata

La Municipalidad de Rafaela brinda información y recomendaciones sobre el Hantavirus, una enfermedad viral, transmitida por los roedores a través del contacto directo con ellos o con sus excretas (materia fecal, orina).

Los roedores, especialmente los ratones ciervos, son portadores del Hantavirus, enfermedad que está presente en la orina y en los excrementos. El virus no causa enfermedad en los animales portadores. Se piensa que los seres humanos resultan infectados cuando se exponen al polvo contaminado de los nidos o excrementos de los ratones.

Todos los roedores portadores de Hantavirus son animales silvestres, habitantes de áreas de vegetación arbustiva y rastrera, que pueden invadir el entorno de las viviendas y locales deshabitados.

Para prevenir esta enfermedad no existen vacunas. Lo importante es mantener la vivienda y sus cercanías en condiciones de higiene, con el pasto corto, libre de residuos o elementos en desuso.

Además, se debe evitar el contacto con las secreciones de los roedores y que entren o hagan nidos en las viviendas. Es importante tapar orificios en puertas, paredes y cañerías.

También se debe realizar la limpieza de pisos, paredes, puertas, mesas, cajones y alacenas con una parte de lavandina cada nueve de agua (dejar 30 minutos y luego enjuagar). Se debe tomar el recaudo de humedecer el piso antes de barrer para no levantar polvo.

Las huertas y leña se deben colocar a más de 30 metros de las viviendas, cortar pastos y malezas hasta un radio de 30 metros alrededor del domicilio.

Por otro lado, es necesario ventilar por lo menos 30 minutos antes de entrar a lugares que hayan estado cerrados (viviendas, galpones). Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo húmedo antes de ingresar o utilizar una mascarilla respiratoria.

Tener especial cuidado en la puesta en marcha de ventiladores y de aparatos de aire acondicionado cuyos filtros o conductos puedan haber tenido contacto con polvo contaminado, roedores o excretas de estos. De tener que realizarlo, cubrirse con una mascarilla.

Al acampar, hacerlo lejos de maleza y basurales, no dormir directamente sobre el suelo y consumir agua potable. Si se encuentra un roedor vivo, usar veneno para roedores o tramperas para capturarlo (no intentar tocarlo o golpearlo). Y si se encuentra un roedor muerto, rociarlo con lavandina junto con todo lo que haya podido estar en contacto y esperar un mínimo de 30 minutos. Luego recogerlo usando guantes y enterrarlo a más de 30 centímetros de profundidad o quemarlo.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es mantener todos los alimentos almacenados en lugares o envases a prueba de roedores. Lavar platos y utensilios de comida inmediatamente después de su uso y depositar los restos de comida en tarros de basura cerrados, tanto al interior como en el exterior de la vivienda.


Las personas que presenten síntomas de la enfermedad deben concurrir rápidamente a un establecimiento de salud para la consulta y evitar el contacto estrecho con otras personas.

Te puede interesar