banner app interiorPNG


La participación del Estado en la renta agrícola fue del 60,5% en diciembre

Agro 17 de diciembre de 2018 Por
La medición elaborada por FADA arrojó que de cada $100 de renta que genera una hectárea agrícola, $60.50 se lo llevan los distintos niveles de gobierno. En diciembre de 2017, el índice se ubicó en 66,2%.
Cosecha-trigo-Necochea-Navidad_CLAIMA20161205_0306_28
Cosecha-trigo-Necochea-Navidad_CLAIMA20161205_0306_28

FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina) publicó su informe trimestral sobre la participación del Estado en la renta agrícola. La medición de diciembre de 2018 marca una participación del 60,5% para el promedio ponderado de los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol. Es decir, que de cada $100 de renta (ingresos menos costos) que genera una hectárea agrícola, $60,50 se lo llevan los distintos niveles de gobierno.

La medición de septiembre marcó una participación del 60,8%. David Miazzo, 
Economista Jefe de FADA, explicó: “El movimiento del indicador es resultado de factores que lo impulsan a subir y otros que lo impulsan a bajar. Por un lado, la caída de precios de la soja, el trigo y el girasol, junto a un mínimo deterioro del tipo de cambio real, son factores que impulsan la suba. Sin embargo, el efecto sequía dejó de operar en los cálculos, ya que entramos en una nueva campaña, por lo que los rindes promedio utilizados en el indicador son superiores a los que se dieron este año, lo que impulsa una baja del indicador. Esta confluencia de factores hace caer 0,3 puntos porcentuales el índice FADA”. 

Precios

Con respecto a septiembre de 2018, se observan caídas en los precios disponibles en dólares de tres de los cuatro cultivos considerados. La soja cayó un 7%, el trigo un 6%, y el girasol un 12%. El maíz tuvo un incremento de 9%.

Dólar

En los últimos 12 meses, el incremento del tipo de cambio fue del 115%. En los últimos 3 meses, cayó 2,1%. Por su lado, los costos de labores se han incrementado cerca de un 15% en pesos con respecto a septiembre. Este aumento se vio amortiguado por el resto de costos dolarizados, como fertilizantes y fitosanitarios, por lo que los costos de producción tuvieron un incremento en pesos de alrededor de un 1%. Este incremento de los costos en pesos, con un tipo de cambio que ha tenido una incipiente baja, genera algún deterioro del tipo de cambio real efectivo del sector.

Fuente: Nuestro Agro / FADA

Te puede interesar