banner app interiorPNG


Santa Fe y Córdoba firman un convenio para construir Acueducto Interprovincial

Regionales 24 de octubre de 2018 Por
"Esta obra va a quedar en la historia de nuestras provincias y va a ser un hito fundamental de la integración regional y la construcción de un país más federal”, destacó el gobernador Lifschitz.
acueducto
LOS GOBERNADORES FIRMARON UN ACUERDO

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, firmó este martes con su par de la provincia de Córdoba, Juan Schiaretti, un convenio marco para la elaboración del proyecto y la posterior ejecución del Acueducto Interprovincial Santa Fe – Córdoba, que beneficiará a una importante cantidad de localidades entre ellas Frontera, María Juana, San Vicente, Esmeralda y Zenón Pereyra. Del acto, realizado en la Casa de Gobierno en la ciudad de Santa Fe, también participó el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet.

“Este es un convenio trascendente, porque se trata de un acuerdo entre dos provincias, en el marco del trabajo que venimos desarrollando en la Región Centro, que ha sido revitalizado durante la gestión que nos toca compartir con estos dos gobernadores”, destacó Lifschitz. "A lo largo de estos casi tres años hemos encarado misiones comerciales a distintas partes del mundo, hemos generado acuerdos entre las tres provincias y acuerdos bilaterales”, agregó.

“Hoy venimos a cerrar un acuerdo por el agua potable. No solamente a la provincia de Córdoba le falta el agua, la provincia de Santa Fe, a pesar de contar con una ribera litoraleña de 800 kilómetros de extinción sobre el río Paraná, también tiene gran parte de sus localidades con una escasa o muy mala prestación del servicio de agua potable, incluso localidades muy importantes que están sobre la vera del río”, explicó el gobernador.
“Desde hace unos años abordamos la problemática del agua como un tema central y estratégico de la gestión de gobierno, y desarrollamos un plan de acueductos para poder abastecer en el futuro de agua potable de río a la totalidad de la población”, recordó el gobernador y especificó que consiste en “construir 12 grandes acueductos, algunos de ellos ya están terminados, otros están en ejecución. Uno de los más ambiciosos es este que hoy estamos presentando, que no solamente va a abastecer de agua a más de 30 localidades santafesinas, sino que va a permitir extender el servicio y la provisión a muchas localidades de Córdoba, y en el futuro a la propia capital cordobesa”.
“Creo que es una gran apuesta, un emprendimiento conjunto, porque no solamente hay que construir un acueducto, una planta potabilizadora, una toma de agua, sino que después hay que administrar su funcionamiento a lo largo de los años. Es una tarea que hoy ponemos en marcha pero se va a desarrollar a lo largo de varias décadas”.
“Estamos seguros que vamos a conseguir el financiamiento, porque es un proyecto estratégico y las dos provincias vamos a empeñarnos en buscar los recursos necesarios, vamos a pedir al gobierno Nacional y estoy seguro que va a ser un proyecto muy atractivo para el financiamiento internacional”.

“Creo que estamos dando señales muy claras, con Entre Ríos y Córdoba, de cómo puede funcionar el federalismo en la República Argentina. Hemos tenido muchísimas reuniones, ha sido sencillo establecer acuerdos y objetivos comunes, porque lógicamente tenemos la misma mirada sobre la realidad del país, los mismos problemas y dificultades históricas que han frenado nuestro desarrollado”, destacó Lifschitz.
“Justamente, una de ellas es la falta de infraestructura adecuada, porque a veces se han acumulado en la ciudad de Buenos Aires, en el gran Buenos Aires, y sigue concentrándose en ese ámbito tan reducido de la Argentina, en desmedro de las posibilidades y oportunidades del interior”.

UNA OBRA FEDERAL
Por su parte, Schiaretti manifestó que “este es un acuerdo histórico porque significa garantizar para las próximas décadas el agua potable para nuestra provincia” y destacó que “somos gobiernos que coinciden en establecer políticas de Estado que perduran en el tiempo y que no tengan que ver con las coyunturas permanentes o pertenencias políticas”.

“Esta obra es la expresión de lo que queremos para la Región Centro, es el acueducto de la integración y del federalismo. Tiene que ver con el desarrollo armónico del país, porque siempre vamos a defender el federalismo y no que las obras más importante se hagan en el área metropolitana de Buenos Aires, por eso defendemos esta obra, porque es defender nuestro progreso”, añadió.
Finalmente, Schiaretti expresó que “con esta obra el río Paraná llega hasta Córdoba” y por eso manifestó “el agradecimiento del pueblo cordobés al Gobierno de Santa Fe porque estuvieron siempre sin ningún tipo de especulaciones ni mezquindades”.

A su turno, Bordet mencionó que “lo que estamos realizando hoy es un ejercicio de federalismo” a través de “políticas públicas de infraestructura pensadas en trascender gestiones de gobierno y en beneficio de la región”, y ratificó que continuarán trabajando “para que la Región Centro siga transcendiendo cada gobierno y se constituya como una gran base de desarrollo para nuestro país”.

Te puede interesar