banner app interiorPNG


Dos nuevos casos de secuestros virtuales

Policiales 27 de mayo de 2015 Por
San Francisco: Se produjeron entre el sábado y el lunes último. Uno de los hechos tuvo como víctima ex arquero de Sportivo Belgrano, Raúl “El Indio” Navarro. Los delincuentes lo hicieron viajar hacia la ciudad de Córdoba.
53ae981689telefono03

En la ciudad cordobesa de San Francisco se conocieron dos nuevos casas de secuestros virtuales en los últimos días. Una de las víctimas fue un reconocido deportista de ese medio, el ex arquero de Sportivo Belgrano, Raúl Navarro.

La mujer del ex deportista recibió un llamado al teléfono fijo de la casa en donde le informaban que tenían secuestrada a su hija.

Navarro señaló a medios de San Francisco que el “secuestrador me dijo, no me trates mal porque mato a tu hija, entonces le pregunté qué es lo que quería. Esto es un secuestro, me dice. Recibí las órdenes nuestras, salí para Córdoba, entonces le pido tiempo para sacar el auto a lo que me responde, hacelo rápido”.

Mientras Navarro sacaba su Ford Focus de la cochera y emprendía viaje a Córdoba, su esposa se pudo comunicar con Eduardo Borgogno, amigo de la familia, quien inmediatamente llegó a la casa y comenzó a informar a la policía sobre lo que ocurría.

Navarro, en su desesperación por llegar a Córdoba, ya se encontraba en la localidad de Monte Cristo: “Allí me entero que mi hija se encontraba en la Plaza Cívica en el desfile”.

El segundo caso

El otro hecho de secuestro virtual tuvo como víctima a la propietaria de un comercio.

En este caso todo sucedió el sábado 23 en horas de la mañana cuando la propietaria de una panadería recibió un llamado donde le informaban primero que su hija había sufrido un accidente pero luego de algunos minutos el delincuente desnudó sus intenciones y le espetó que la joven estaba secuestrada.

En ese momento llegó el esposo de la mujer, quien tomó la comunicación; el padre de la supuesta joven secuestrada increpó al delincuente, el cual luego de algunos minutos interrumpió abruptamente la comunicación.

 

 

 

Fuente: La voz de San Justo

Te puede interesar