banner app interiorPNG


El paro en los puertos granarios cumple una semana: hay 129 barcos esperando exportar por 1.600 millones de dólares

Agro 17 de diciembre de 2020 Por Radio ADN 97.9 FM - Rafaela
Hay 4,5 millones de toneladas entre granos y subproductos que no se pueden embarcar. Los gremios continuarán con la medida de fuerza.
3215484

Pese a varios intentos de negociación entre las empresas y los sindicatos, con el Gobierno mediante, el paro en todos los puertos granarios del país continúa y ya lleva 7 días que genera pérdidas millonarias para la agroindustria.

En este sentido, hay 129 barcos esperando poder embarcar 4,5 millones de toneladas de granos y subproductos, lo que representa unos 1.600 millones de dólares, según fuentes de la agroindustria.

Y el impacto económico negativo generado por esta semana de cese de actividades en los puertos granarios asciende a 700 millones de dólares, o sea, 100 millones de dólares por día.

La huelga fue iniciado por la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso (FTCIODyARA), el Sindicato de Aceiteros del Departamento San Lorenzo (SOEA) y Unión Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA) ya que no se pusieron de acuerdo con las empresas agroexportadores por las paritarias de los trabajadores.

Este lunes mantuvieron una reunió de 8 horas en el Ministerio de Trabajo pero no se pusieron de acuerdo, por lo que los gremios decidieron continuar con el reclamo.

Según la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA), "los gremios se presentaron a dicha reunión con reclamos salariales aún superiores a los anteriores y no cumplieron con el pedido de levantamiento de las medidas formulado por los funcionarios gubernamentales, demostrando la falta de voluntad de diálogo".

Cabe recordar que la conciliación obligatoria dictada por el Gobierno está vencida. Y hay tres empresas que arreglaron con los trabajadores y están trabajando normalmente. Ellas son ADM agro y la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), ambos situados en los puertos rosarinos.

La semana pasada unas 16 entidades agroindustriales expresaron su profunda preocupación frente a las medidas de fuerza por el momento en que se encuentran desarrollando las tareas de la cosecha fina, además de afectar el normal desarrollo de la actividad agropecuaria y alterar el desenvolvimiento de todos los eslabones de la cadena agroindustrial en general.

"Perjudican especialmente a los productores, en momentos en que deben comercializar naturalmente sus cosechas con el consiguiente impacto negativo en la cadena de pagos", explicaron en un comunicado.

Así, para esta época deberían ingresar cerca de 3.000 camiones, sobre todo cargados de trigo, pero solamente es´tan ingresando un tercio.

La posición de los gremios
La Unión Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA) junto a la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (FTCIODyARA), conducidas por Pablo Palacio y Daniel Yofra respectivamente, anunciaron hoy que la huelga en los puertos granarios del país continuará luego de ocho días de cese de actividades y sin haber llegado a un acuerdo con las cámaras empresarias tras la audiencia de 10 horas del pasado lunes en el Ministerio de Trabajo.

En ese sentido, Palacio sostuvo "nos encontramos desde hace ya una semana ejerciendo ininterrumpidamente el legítimo derecho de huelga en todos los puertos agroexportadores del país frente a la intransigencia de las cámaras patronales que justifican su accionar con falsedades y acusando a los trabajadores de cometer actos ilícitos en el marco de la medida de fuerza".

"¿Alguien puede creer que estas empresas pierdan 100 millones de dólares al día y no puedan afrontar un aumento salarial para sus trabajadores?" cuestionó Palacio, y agregó "con un solo día de los siete que lleva la huelga les alcanza y sobra para pagar el aumento de todo el año a todos los trabajadores".

Por otra parte, desde URGARA señalaron que "las cámaras han incumplido con los acuerdos firmados" ya que "en el caso de Aceiteros, la revisión salarial del 2020 estaba prevista para el mes de agosto, mientras que con URGARA no han firmado aumento alguno para la paritaria anual que debiera regir desde julio del 2020".

En esa línea, Palacio expresó "los trabajadores nunca hemos cambiado nuestros reclamos, seguimos insistiendo con nuestra propuesta: deben cumplir con el acuerdo para el 2020 y ajustar el 25% que ya hemos percibido para llevarlo al 35% de inflación proyectada para este año, pagando el bono anual de todos los años ajustado con la pauta firmada".

Según informó el gremio, la suma de dinero necesaria para cubrir las necesidades básicas familiares a enero de 2021 es de $93.280, conforme a los estudios realizados por el INDEC, sobre lo que manifestaron "hoy nuestros básicos iniciales de convenio no llegan a los $70.000, estando pendiente el reajuste del 2020".

"En nuestro pedido unificado se incluye un bono por el trabajo esencial desarrollado durante toda la pandemia, porque cuando se desató la emergencia sanitaria y se detuvo el país, las plantas y los puertos aceiteros y cerealeros no dejaron de funcionar ni un momento gracias a sus obreras y obreros" destacó Palacio, y fustigó "¿Por qué los trabajadores debemos resignarnos a simplemente “acompañar a la inflación”? Eso es un congelamiento salarial".

Finalmente, indicó "hoy las patronales nos acusan, mienten y presionan al gobierno y a la sociedad; pretenden hacernos ver como unos privilegiados y locos por pretender darles a nuestras familias lo que es un derecho: una vida digna producto de nuestro trabajo" y concluyó "ese es nuestro objetivo a alcanzar, porque mientras las empresas agroexportadoras acumulan ganancias extraordinarias año tras otro, nosotros enfrentamos los mismos problemas. Somos trabajadores y trabajadoras que luchamos por un salario digno para vivir".

 

Fuente: Clarin.com

Te puede interesar