Lula da Silva, preso

El ex presidente de Brasil abandonó el sindicato donde se encontraba refugiado y fue escoltado hasta un avión que lo lleva a la prisión donde deberá cumplir 12 años y un mes por corrupción.