banner app interiorPNG


Asaltaron heladería a plena luz del día

Policiales 05 de octubre de 2018 Por
Esta vez la víctima de los ladrones fue la Heladería “Yo” ubicada en la intersección de Av. Suipacha y calle Falucho, en el límite de los barrios Juan de Garay y San Martín.
heladeria robo
ROBO EN UNA HELADERÍA DE LA CIUDAD

Escucha el audio

INFORME. A cargo de Juan Scavino, con todos los datos.

Un nuevo hecho de inseguridad concitó la atención de los rafaelinos en la tarde de la víspera, cuando encapuchados asaltaron una conocida heladería a plena luz del día.
Esta vez la víctima de los ladrones fue la Heladería “Yo” ubicada en la intersección de Av. Suipacha y calle Falucho, en el límite de los barrios Juan de Garay y San Martín, un sector de mucho tránsito y muy concurrido en la hora en que ocurrió este suceso.

En diálogo con este Diario, una de las víctimas de este hecho, relató que siendo las 16.45 de ayer, un sujeto entró a la heladería con la cara tapada a medias con una especie de pasamontañas, pidiendo que le den todo el dinero existente hasta ese momento del día.
Mientras tanto, su compañero de fechorías, se encontraba esperándolo afuera en una moto tipo Honda Biz de color gris sin patente.

De inmediato el malviviente que se encontraba dentro del comercio, -repetimos- a plena luz del día, casi a las 5 de la tarde, no esperó a que la empleada que se encontraba en ese momento trabajando pudiera dárselo, asi que de improviso -como se puede ver en las imágenes de la cámara de seguridad que ilustra esta nota-, sustrajo la caja registradora de un tirón y se la llevó.
Rápidamente subieron a la moto con la caja registradora llevándosela con rumbo desconocido.
Debido a que todo fue muy rápido, las víctimas de este hecho no pueden asegurar que los ladrones hayan tenido armas. Fue todo muy rápido.

Destacaron de todos modos a este medio que, eran dos personas, una de ellas de unos 28 años y el que esperaba afuera en la moto un poco mayor, de unos 40.
Ambos estaban sin cascos colocados, con pasamontañas y bien vestidos.
Apenas sucedido este hecho, los responsables del comercio hicieron la denuncia policial en sede de la Comisaría 2ª, estimándose en un primer momento que la suma sustraída podría rondar los $ 5.000.

Te puede interesar