banner app interiorPNG


Definen si el carnicero que mató a un motochorro es culpable o inocente

Nacionales 10 de septiembre de 2018 Por
Hace dos años, Daniel “Billy” Oyarzún persiguió al ladrón que le robó en su local y lo atropelló. Hoy lo define un jurado popular.
S1rYp-X_m_930x525__1
EL CARNICERO IMPLICADO

En el juicio que arranca este lunes en Campana, un grupo de 12 personas decidirá si Daniel “Billy” Oyarzún (38) atropelló y mató a Brian González (24) en legítima defensa o si debe ser condenado por homicidio. Serán sus vecinos los que analizarán las pruebas y los testimonios para entender qué pasó el mediodía del 13 de septiembre de 2016.

“Billy” tenía una carnicería con su hermano, pero tuvo que cerrarla hace tres meses. El 29 de septiembre próximo, su única hija cumple 15 años. Este jueves, cuando se cumplan dos años del día de hecho y se conozca el veredicto, sabrá si podrá asistir a la fiesta o si estará preso.

La decisión estará en manos del jurado y del Tribunal Oral en lo Penal N° 2 de Campana.

Esa mañana en el frigorífico "Billy yoou", esperaban un pedido y tenían separados los 5 mil pesos para pagarle a un proveedor de pollos. Fue ahí cuando Marcos Alteño (24) entró armado al negocio, ubicado en la esquina de Echeverría 2085, en Zárate. El ladrón apuntó a la cuñada de Oyarzún, que era la cajera, y se llevó la plata. Antes de escapar, tiró dos veces dentro del local. Enseguida se subió a la moto que lo esperaba en la puerta: la manejaba Brian.

Escaparon creyendo que se habían salido con la suya, pero a unas tres cuadras notaron que el carnicero los seguía de cerca arriba de su auto.

Alteño logró saltar de la moto y correr antes del impacto. Pero -según la versión de Oyarzún- intentó tirar a Brian de la moto para recuperar su dinero. Para eso lo chocó por detrás y lo aplastó contra una columna. Después quedó filmado, junto a otros testigos enojados, que aprovecharon para amenazar y golpear al joven, que ya estaba herido en el suelo.

Brian murió siete horas después en el hospital. La fiscalía elevó la causa a juicio como "homicidio simple". Por ese delito, a Oyarzún le podría caber la pena de hasta 25 años de cárcel.

Su defensa intentará probar que actuó en legítima defensa para lograr la absolución. Pero será el jurado quien tomará la decisión final: deben lograr que al menos 10 de los 12 jurados coincidan en una postura. Pueden definir la pena y, si así lo requiere el tribunal, la calificación del delito.

Te puede interesar