banner app interiorPNG


Novaro en la Expo Rural: “Argentina es un país difícil para lograr consensos"

Locales 11 de agosto de 2018 Por
El sociólogo brindó la charla clásica de los viernes en la muestra, repasando lo estructural y coyuntural de la política argentina.
IMG-20180810-WA0131

El viernes por la noche, en el espacio ya clásico de debate y análisis político que presenta la ExpoRural de Rafaela y la región se presentó este año el sociólogo Marcos Novaro desarrollando “Construyendo consensos en Argentina: equidad y democracia”.

Conocido por sus columnas de opinión en medios gráficos de alcance nacional y en el canal de noticias TN, brindó una mirada sobre los hechos actuales de la realidad argentina y también aportó sus estimaciones para el próximo año electoral.

“Yo sigo defendiendo que el gradualismo era el camino correcto al momento de haber ganado el Gobierno las elecciones de 2015, pero había con eso dificultades en términos de cuál era la secuencia y la velocidad en la toma de decisiones. Creo que uno de los temas que estaba en discusión en ese momento era que el Gobierno Nacional se debía dar cuenta que no podía seguir endeudándose, pero no vio lo rápido que se iban a complicar las cosas, porque la situación era mucho más frágil de lo que se pensaba y bajar la deuda implicaba bajar mucho el gasto público y los subsidios”. Según Novaro la corrección de esta fase no se hizo a la velocidad necesaria, pero considera que fue esta manera alejada de lo drástico la adecuada para haber atendido la situación con la que se encontró el mandato de Macri.
En este esquema plantea que al inicio del plan de gestión ya existía un cuestionamiento sobre la necesidad de la coalición de Gobierno de ampliar su cobertura. “Ellos se convencieron de que no lo necesitaban antes de las elecciones y se salieron con la suya, sin necesitar más que acuerdos mínimos, acuerdos puntuales”, por eso no se puede asegurar cuál es el comportamiento correcto, si este más cerrado o uno más aperturista, a lo que define como “una discusión interesante”.

Teniendo en cuenta las noticias de los últimos días, el analista destaca que en esta estructura de Gobierno “por lo menos no se defiende a quienes andaban con bolsos de dinero, lo cual ya es un avance”, a sabiendas que “fueron 12 años de una estructura de corrupción muy aceitada y esta es una causa que potencialmente se puede ampliar a muchas otras, por eso se entiende que hoy en el frente político y el empresario haya mucha preocupación sobre cómo se va a manejar esto”. En lo personal Novaro pretende que “el Juez avance y no le crea a los arrepentidos con la versión que dan, que les exija algo un poco más realista. A raíz de esto va a llegar un momento en el que las instituciones del país deban resolver un problema que es el de cerrar a las empresas corruptas, o se las perdone con algún tipo de multa, lo mismo sucede con los políticos, por lo tanto hay que pensar que en un sistema como el argentino si todo esto crece tal vez nos quedemos sin empresarios y sin políticos”.

No caben dudas según él que “Argentina es un país difícil para lograr consensos, es una característica nuestra que hace que no sea fácil trasladar experiencias de otros países, lo cual no quiere decir que no se logren avances, pero hay que ser moderados en nuestras expectativas”, ejemplificando con el tantas veces repetido pacto de la Moncloa, que no se termina de consolidar a nivel nacional, por lo tanto se debería ir avanzando lentamente con políticas puntuales.

Hay que saber que “el Gobierno sufrió un golpe muy duro en la confianza pública, lo que no sabemos es si esa crisis terminó, pero está claro que nadie más ha recogido esa popularidad perdida, existiendo un generalizado malhumor que se ha extendido también a la oposición. En ese marco Macri podrá recuperar si deja de cometer errores y si tiene un poco más de suerte”, camino a las elecciones de 2019.


Finalmente, en referencia al sector agropecuario Novaro destacó que “ya tener a un Gobierno que dejó de considerar que el campo es una vaca a exprimir para sacarle todo el dinero posible  es un cambio fundamental para el sector, sobre todo después del esfuerzo que se hizo desde los años ´90 para modernizarse y reconciliarse con una sociedad más moderna, democrática y en la que se suponía que se quería sacar todo. Esa convivencia es difícil, por ejemplo con un sistema impositivo diferenciado, que se justifica en una transición que no se sabe hasta cuando. Son expectativas que no llegan, hay una frustración del campo que indica que siempre le están dando más ayuda a otros, mientras se dice que el agro es una de las principales locomotoras del país que el Gobierno quiere, democrático, capitalista y más integrado, pero que tiene cierto costo de transición”.

“Con un Gobierno que tiene la soga al cuello, que Macri haya peleado contra el Fondo Monetario Internacional para no dejar de bajar las retenciones es un ejemplo de que el cree que hay un vínculo representativo, un proyecto a largo plazo para el sector”, concluyó.

Te puede interesar