banner app interiorPNG


Lifschitz: "si el gobierno no advierte el malestar social va camino a una crisis política"

Provinciales 08 de mayo de 2018 Por
El gobernador dijo que el proyecto del gobierno "no incluye a las mayorías" y destacó que las políticas económicas "generan desesperanza".
lifschitz2
lifschitz2

gobernador Miguel Lifschitz volvió a mostrarse crítico con la gestión del presidente Mauricio Macri al señalar que si el gobierno "no advierte ni se tiene sensibilidad suficiente para percibir el malestar social que se refleja en la oposición, va camino a un punto muy complicado de crisis política".
 
En declaraciones a una radio porteña, el titular de la Casa Gris fue consultado sobre la actualidad del gobierno nacional y al respecto indicó que "el gobierno se empeñó demasiado en generar confianza y entusiasmar a los inversores extranjeros, que pareciera que dos años y medio después no están entusiasmados ni confiados con el futuro de la Argentina, y se olvidó de generar confianza hacia adentro".

Según el gobernador santafesino, el gobierno de Macri hizo a un lado a "los industriales, los pequeños y medianos empresarios, los comerciantes, los trabajadores; no se puede pensar en un proyecto de país que no incluye a las mayorías nacionales".
 
Lifschitz dijo que el gran problema en la Argentina es que "todos se están sintiendo afuera de la política económica. No están viendo los beneficios, al contrario, están poniendo esfuerzo y sacrificio para pagar tarifas altas e impuestos. Nada de eso pareciera que vaya a cambiar en el corto y mediano plazo, y eso genera desesperanza".
 
"Las corridas, las altas tasas y las maniobras de los grandes grupos concentrados, son síntomas de una economía que no está funcionando bien", agregó Lifschitz.
 
 Por otra parte, el mandatario santafesino dijo mantener un estrecho vínculo vía WhatsApp con los gobernadores opositores y que forma parte de un grupo desde hace un año y medio. De todos modos, Lifschitz aclaró que "las cosas más duras se dejan para las charlas personales, por supuesto".

El mandatario santafesino puso énfasis en señalar que no había recibido presiones para que intente frenar el proyecto de ley que regula el aumento de las tarifas de los servicios públicos. Pero aclaró que "la política tarifaria es del gobierno pero si no escucha o no advierte el malestar social que se refleja en la oposición, obviamente va en camino a una crisis política. Hace falta que todos bajen un cambio".

"El abrupto crecimiento de las tarifas de los últimos dos bimestres le han puesto un dramatismo particular. Acá hace falta un nivel de acuerdo y un esquema más distribuido en el tiempo, con más mirada territorial", recalcó.

Te puede interesar