banner app interiorPNG


Masacre de Santa Fe: el padre del asesino calificó a su hijo de "monstruo"

Lo hizo a través de una carta, difundida por las redes sociales. "El perdón no alcanza, tampoco el arrepentimiento. El daño irreversible ya está hecho", escribió.
Homicida

La ciudad de Santa Fe se convirtió en un escenario sangriento. El agente penitenciario Facundo Solís mató con su arma reglamentaria a su expareja y a cuatro integrantes de la familia de ella. A pocos días del quíntuple crimen, el padre del homicida escribió una dura carta contra su hijo y resaltó la conmoción que provocó.

Luis Solís lo calificó como un "monstruo" y aseguró que la condena social la debe padecer él, ya que es su descendiente directo. "La Cruz está en mi espalda, no la puedo aguantar. Mi corazón sangra, mi alma está perdida buscando una salida", relató en el texto difundido por las redes sociales.

El pasado 29 de diciembre, el suboficial del Servicio Penitenciario tomó su arma calibre 9 milímetros y le disparó en la cabeza a su exmujer, Mariela Nogueira, a su hijastra Aylén, al novio de la joven, a su exsuegra y a su excuñada.

Su expareja lo había denunciado hace un año por violencia de género. Pero como el hombre había vuelto a amenazarla y hasta golpearla, la mujer reiteró la denuncia hace 15 días. Sin embargo, Facundo Solís violó la restricción de acercarse a su casa y la asesinó a sangre fría.

La carta completa

"Cuánto dolor,cuánta impotencia, cuánta incomprensión,cuánta crueldad para truncar vidas inocentes, para terminar con tantos proyectos, tantos sueños. Por un lado, vidas inocentes asesinadas; por el otro, simplemente mi hijo, que en ese acto no era mi hijo, era un monstruo. La condena social viene sola para mí, es mi descendiente directo, la Cruz está en mi espalda, no la puedo aguantar. Mi corazón sangra, mi alma está perdida buscando una salida. El dolor es muy intenso para esas familias destruidas y le pido a Dios que les dé resignación. Mi hijo, que en ese acto no lo era porque estaba encerrado por el mismo demonio, seguramente no va a salir de la cárcel nunca más, pero la herencia que dejó es inmensamente superior, casi que mortal para los que tienen el triste privilegio de ser beneficiarios de ese cargo".

"Trato de no ser cobarde pero la vergüenza, el honor, la moral son principios muy arraigados en mí y me nubla los pensamientos. No sé cómo seguir".

"El perdón no alcanza, tampoco el arrepentimiento. El daño irreversible ya está hecho. Solo pido resignación y valor para afrontar la vida y pido a Dios por esas familias sufrientes, que sepan por favor, yo no quise esa locura, pero no sé por qué sucedió. Qué decir en este momento... simplemente justicia y NUNCA MÁS."

"MARIELA, nuera y amiga, terminamos juntos el Bachiller. AYLÉN, bella de alma angelical. Cuqui, Sonia, fueron buenas personas. No se entiende lo que pasó. Descansen en Paz".

"Seguramente hoy ya son ángeles y están al lado de Dios abriendo sus alas para proteger a los suyos. MARIELA tenés una hija con vos pero aquí quedaron dos. Cuidalos y protegelos desde donde estés. ¡¡Pequeña gran mujer!! ¡¡Un beso al cielo familia Noguera, por siempre en mi CORAZÓN!!".

"Hago extensivo este escrito a los papás y familiares del joven fallecido. ¿Qué DECIR? Yo hubiera preferido estar en ese lugar a tener que soportar este dolor en vida. Quisiera ofrecer mi vida para mitigar tanto sufrimiento pero sé que no sirve de nada. Solo espero que se haga Justicia, y Dios proteja a los que quedamos".

"Al papá de Aylén ¿qué decirle? Solamente que sepa que su hija era un ángel y que yo también me fui con ella esa tarde".

Te puede interesar