banner app interiorPNG


Un chico de 8 años, internado en grave estado por la picadura de un alacrán

El pequeño fue picado en la cabeza cuando se colocó un gorro y está grave. El Ministerio de Salud brindó recomendaciones ante a la mayor presencia de ejemplares en esta época del año.
Alacran

Un niño de 8 años está internado desde hace 5 días en la terapia del hospital Dr. Orlando Alassia, tras ser picado por un alacrán en la cabeza, cuando quiso colocarse un gorro.

Autoridades de ese centro de salud informaron que es un caso de escorpionismo grave, que afecta principalmente el sistema cardíaco, con lo cual su pronóstico es reservado.

El Ministerio de Salud provincial, a través de la dirección de Promoción y Prevención de la Salud, reiteró recomendaciones y cuidados a tener en cuenta sobre la aparición de alacranes, los que se encuentran durante todo el año pero registran un aumento en esta época, sobre todo en noches de mucho calor.

La cartera sanitaria recordó también que el peligro de las picaduras proviene del veneno que dejan cuando una persona toma contacto accidentalmente con uno de ellos y que, en los casos más extremos, puede ser de suma gravedad.

Desde el Programa Provincial de Control de Zoonosis y Vectores recomendaron, además, una serie de acciones a fin de evitar accidentes.

Medidas de prevención

Las recomendaciones para prevenir picaduras incluyen evitar la posibilidad de contacto con un alacrán; mantener el hogar y alrededores libres de escombros, ladrillos, tejas, leña y maderas; tapar las grietas u orificios de los revoques de las paredes, sobre todo si son de ladrillo hueco; y sellar las cámaras de las cloacas.

También se mencionó colocar malla metálica en las rejillas de las casas, utilizar insecticidas que sean inocuos para los humanos, animales y plantas; si se encontró uno en la casa, revisar la cama antes de acostarse; no dejar ropa en el suelo y si ello sucede sacudirla ante de utilizarla; y revisar los zapatos, sobre todo de los niños antes de colocárselos.

Los síntomas se manifiestan con dolor en el sitio de la picadura, que en general es intenso, y una variedad de signos y síntomas locales y generales que se expresan con diferentes grados de severidad, entre ellos: palidez, náuseas, vómitos, salivación excesiva, piel de gallina, palpitaciones.

Por lo general la picadura sucede de noche. La población más afectada es la de niños pequeños y la localización, en los miembros inferiores.

Hay factores que determinan la evolución que dependen de la persona afectada (el peso, el estado nutricional, la presencia de enfermedades como asma o hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes), de la especie del alacrán (el número y lugar de picadura, la cantidad de veneno inyectado) y la época del año.

Ante una picadura, se recomienda concurrir rápidamente al centro más cercano para su atención y tratamiento. Como se produce dolor intenso, se puede colocar hielo en el sitio afectado para aliviar las molestias mientras se transporta a la persona.

Si en la consulta hay síntomas de gravedad, el paciente recibirá suero anti escorpiónico para neutralizar la toxina.

Fuente: El Litoral

Te puede interesar