banner app interiorPNG


Ocho minutos de terror en el puente de Londres

Doce personas han sido detenidas por el atentado de este sábado por la noche en la capital británica. Una furgoneta arrolló a peatones que se encontraban en el Puente de Londres, en el centro de la ciudad.
Ampliar
ATENTADOS. Otra vez la ciudad tuvo víctimas.

 Todo ocurrió en apenas ocho minutos que parecieron durar toda la noche. El terror se apoderó de la capital británica en un ataque, lanzado desde el puente de Londres, que dejó un reguero de sangre en uno de los barrios más concurridos por sus bares y restaurantes. El epicentro estuvo al sur del Támesis, pero el espanto se propagó por toda la ciudad. El grupo terrorista Estado Islámico (IS) ha reivindicado el atentado 22:08 La policía recibe la primera llamada advirtiendo que una furgoneta había atropellado a varios peatones en el Puente de Londres. Según varios testigos, el vehículo aceleró a 80 kilómetros por hora, haciendo "eses" sobre la marcha para amplificar el impacto. Holly Jones, periodista de la BBC, que se encontraba en lado sur del puente, vio venir la furgoneta hacia ella y no podía creer los que veían sus ojos: "Hizo un giro rápido a mi alrededor y atropelló a cinco o seis personas, dos delante de mí y a otras tres detrás". 22:09 La furgoneta sigue su avance por Borough Hight Street, atropella a su paso a unos 20 peatones y acaba estrellándose a la puerta del pub Barow Boy & Banker. De su interior salen tres hombres, armados con cuchillos y machetes de 30 centímetros y vestidos con chalecos "suicidas" (que resultaron ser falsos). Una persona resulta apuñalada a la entrada del pub y los atacantes siguen su marcha letal, más allá de la estación de London Bridge, donde dejan gravemente herido a un policía de transporte. La policía ordena la evacuación de la estación. 22:10 Decenas de viandantes salen en estampida. Otros se encierran en los bares y restaurantes o deciden plantar cara a los atacantes y obstaculizar su marcha, como una mujer que logró bloquear la entrada a la Southwark Tavern, donde tres personas resultaron apuñaladas y los clientes se defendieron lanzando vasos y sillas contra los atacantes. "Mucha gente arriesgó sus vida para intentar ayudar a otras o para ayudar a los heridos", declaró la comisaria-jefe de Scotland Yard. "Los actos de coraje fueron extraordinarios". Liam y Claudia, vecinos de la taberna, recuerdan cómo se asomaron a la calle cuando escucharon el alboroto: "La escena era de pánico masivo: vimos mucha gente cubierta de sangre".

22:12 Los tres terroristas llegan al Borough Market, el mercado histórico al sur del Támesis, y se adentran a la busca de más locales nocturos. A la entrada del bar se producen nuevas escenas de terror. Un vídeo casero capta las imágenes de la irrupción de la policía en el local, pidiendo a los clientes que se tumben en el suelo y se escondan bajo las mesas. 22:13 Los atacantes pasan por el Black & Blue, en el Rochester Walk. "Nos escondimos debajo de las mesas cuando entraron en el local, y algunos fuimos capaces de llegar a la cocina, donde vi un hombre que había sido apuñalado y que estaba sangrando mucho", relató a 'The Guardian' un testigo identificando como Jamie. Una mujer que prefirió no dar su nombre aseguró haber visto cómo los agresores apuñalaron a un hombre en la cara y a otro en el estómago: "Uno de ellos tenía un cuchillo enorme y dio vueltas alrededor del restaurante con la intención de romperlo todo y apuñalar a cualquiera". 22:14Las primeras ambulancias empiezan a llegar a la zona y los paramédicos atienden a los heridos en las aceras y en el interior de los locales afectados. Más de cincuenta policías armados toman posiciones en Borough Market e intentan acorralar a los atacantes en la salida del mercado, al doblar Stoney Strret. 22:16 La policía dispara hasta en 50 ocasiones contra los tres terroristas a las puertas del pub Wheatsheaf, donde acaba la ronda macabra. Un número de disparos "sin precedentes", según informó el jefe de la unidad antiterrorista, Mark Rowley. Los tres resultan muertos en el acto. Pese a la cautela inicial por los chalecos "suicidas", la policía revela que son falsos y que están en realidad fabricados con envases de plástico. Uno de los atacantes iba vestido con una camiseta del Arsenal de la temporada 2011/12. Pese a la efectividad de la operación, la policía activa la alerta ciudadana ("Run, Hide, Tell") en el sur de Londres. La información inicial sobre otros "incidentes" supuestamente encadenados en Vauxhall, en Southwark y en la estación de Monument, al otro lado del Támesis, acaba disipándose a lo largo de la noche. A la 1,23 de la madrugada, la policía efectúa cuatro explosiones controladas en la zona del Puente de Londres. Horas después se confirma que siete personas han resultado muertas, además de los tres autores del atentado, y otras 48 heridas de diversa consideración. Al mediodía del domingo, Scotland Yard confirma que 12 sospechosos han sido detenidos por su supuestamente vinculación con los atacantes en Barking, al oeste de Londres. Pese al alarmismo inicial, los servicios de inteligencia estiman que se trata de un incidente aislado y deciden no elevar la alerta terrorista al nivel "crítico" (riesgo inminente de atentado).

Te puede interesar