banner app interiorPNG


Punta Lara: siete dotaciones de bomberos combaten las llamas

Después de que los bomberos de Ensenada manifestaran en las últimas horas del jueves que las llamas estaban controladas, por la mañana se reavivaron algunos focos. En una zona de difícil acceso, trabajan para mitigar el fuego en los pastizales. Investigan si fue intencional.
Ampliar
INCENDIO. Dotaciones de bomberos siguen trabajando en el lugar.

Si bien las llamas estaban controladas en horas de la noche, según reconoció personal de Bomberos de Ensenada, este viernes por la mañana volvieron a arder algunos focos: son siete las dotaciones de bomberos que trabajan para combatir el incendio en los pastizales ubicados en la zona límite entre Ensenada y Berazategui, a la altura del kilómetro 44 de la autopista La Plata-Buenos Aires.

El intendente de Ensenada, Mario Secco, explicó que "el foco más importante del fuego estaba ubicado a unos 1500 metros desde el Camino Negro, que comunica Punta Lara con Villa Elisa".

Los caminos deteriorados hacen imposible el acceso para las autobombas, por la madrugada se trabajaba a pie, con lonjas de cuero golpeando directamente las llamas,y con mochilas hidrantes. Ya en horas de la mañana comenzaron a trabajar un helicóptero y un avión hidrantes, mientras llegan a la zona en lanchas socorristas por el canal fluvial Pereyra.

El comandante mayor de Bomberos de Ensenada, Leonardo Curciarello, detalló que "el foco ígneo abarca una superficie con una cabeza de avance de 300 metros, aproximadamente", en declaraciones a TN. Los trabajadores voluntarios fueron alertados alrededor de las 20 del jueves. Sin embargo, alrededor de las seis de la mañana hubo un rebrote del fuego.

El director de Áreas Naturales de la provincia de Buenos Aires, Marcelo Martínez, no descartó negligencia de visitantes ocasionales: "Quizás alguien fue a pescar, hizo fuego y tal vez se descontroló", explicó en un comunicado reproducido por Infobae.

Vecinos de Avellaneda, Quilmes, Lanús, y hasta de Lomas de Zamora, entre otros partidos, relataron como el humo complicó la visibilidad en esas zonas, mientras otros se quejaban por síntomas como picazón de garganta y ojos irritados.

Te puede interesar