banner app interiorPNG


El Gobierno prepara una megaemisión de deuda para el primer trimestre del 2017

Los analistas del mercado financiero estiman que la tasa que debería pagar el Gobierno por nuevos bonos superaría el 8,50% anual en dólares
Ampliar
Nicolás Dujovne, Marcos Peña y Luis Caputo

El designado ministro de Finanzas, Luis Caputo, no descartó "ir a los mercados en enero para buscar el financiamiento que el país necesita en 2017″.

En el mercado financiero algunos bancos internacionales prevén que habrá un megaemisión de deuda antes del 20 de enero. Ese día asume Donald Trump la presidencia de los Estado Unidos.

El recambio en la Casa Blanca podría acelerar el ritmo de suba de las tasas de interés en los mercados financieros internacionales. Al respecto, Caputo reconoció que "los bancos recomiendan ir a los mercados en enero" y en ese contexto evaluó que "es un error enorme realmente afirmar que existe algún peligro en la sustenabilidad de la deuda pública".

En declaraciones formuladas en la Casa Rosada, el funcionario indicó que las necesidades de financiamiento para el año próximo de la Argentina son de "22 mil millones de dólares" y "otros 22 mil millones" en concepto de refinanciamiento de la deuda. Por lo tanto el año que viene el Gobierno deberá buscar unos USD 50.000 millones en el mercado local e internacional.

De acuerdo, a lo que pudo investigar Infobae, el Gobierno trataría de colocar deuda por aproximadamente unos USD 10.000 millones en distintos tramos, como afirmó Caputo, en las dos primeras semanas de enero, y otros USD 20.000 millones hasta el 30 de junio de 2017.

Ese suma no es arbitraria y está relacionada con los vencimientos de deuda en ese período. Habrá que pagar unos USD 8.000 millones por el Bonar X que vencen en abril y otros 20.000 millones que vencen entra abril y junio por vencimientos de deuda en pesos y con organismos internacionales.

"La Argentina tiene un programa bastante apretado de vencimientos de deuda en el primer semestre del año y tendría que colocar más deuda en ese período por el peligro de más subas de las tasas de interés de corto plazo en los Estados Unidos por parte de la Reserva Federal", comentó a Infobae el director de Economía y Regiones, Diego Giacominni.

Caputo manifiestó en la conferencia de prensa que todavía no se han elegido los bancos colocadores, pero que serían los mismos que actuaron para colocar los USD 16.500 millones que se utilizaron para pagar a los holdouts.

En esa oportunidad a la Argentina le ofrecieron más dólares, pero el Gobierno aceptó una suma menor. Los bancos que lideraron esa colocación fueron el JP Morgan Chase, Deutsche Bank, Santander y HSBC BBVA, UBS y Citigroup.

La gran duda es la tasa que podría pagar la Argentina frente al 7,5% que pagó en promedio para esa colocación considerando la presión de un incremento de los rendimientos de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos a 10 años, que subieron 1,80% al 2,60% desde aquella colocación en abril hasta ahora. Los analistas del mercado financiero estiman que la tasa que debería pagar el gobierno que no superaría el 8,50% anual.

Caputo manifestó que hoy esa tasa estaría un punto por encima de la que se hizo para pagar a los holdouts.

Con respeto a problemas futuros de endeudamiento, Caputo manifestó que "no hay ningún problema con la sustentabilidad de la deuda y hoy la deuda que la Argentina tiene con los privados y organismos internacionales es de 25 puntos de Producto, un tercio de lo que tiene países vecinos como Brasil".

Además Caputo consideró que "para 2020 la relación entre deuda y PIB va a terminar aproximadamente en 33 o 34 por ciento", lo que es "sustancialmente menor a cualquier otro país de América Latina".

En la actualidad el total de la deuda pública argentina totaliza unos USS 265.000 millones y al parecer en los próximos años seguirá aumentado con relación al PBI, de acuerdo a lo manifestado por Caputo.

Fuente: Infobae

Te puede interesar

Te puede interesar