banner app interiorPNG


El gobernador será querellante en la causa de Rosario

Sostuvo que los presuntos delitos “afectan el orden público, económico y financiero, la fe pública, el derecho de propiedad” y, por lo tanto, la provincia va a seguir el proceso “hasta la instancia final de la sentencia”.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, brindó este lunes una conferencia de prensa en la que se refirió principalmente a la causa que motivó los allanamientos realizados en la ciudad de Rosario.

El contacto con los medios estuvo centrado en los hechos de público conocimiento que se sucedieron luego de una serie de allanamientos, detenciones e imputaciones del Ministerio Público de la Acusación (MPA) a personas en relación a causas de aparente lavado de dinero, asociación ilícita y falsificación de documentos públicos.

Lifschitz sostuvo que “el gobierno de la provincia va participar del proceso en calidad de querellante. Le hemos dado instrucciones al fiscal de Estado, Pablo Saccone, para que prepare la presentación que, seguramente, se hará en los próximos días”.

El gobernador señaló que en la causa se ven afectados “el bien jurídico de propiedad, porque estamos hablando de que, presuntamente, personas que tenían determinados bienes podrían haber sido burladas en su buena fe y haber perdido esa propiedad”. También dijo que “se afecta el orden público por la figura presunta de una asociación ilícita; y vulnerado la fe pública, al falsificarse documentos públicos como las escrituras”.

En el orden económico y financiero, indicó que “uno de los delitos que se imputan es el de lavado de activos de origen ilícito y le cabe también en ese caso al gobierno de la provincia poder participar de este proceso para aportar elementos que puedan ser útiles para dilucidar lo más rápido posible estas causas y, por otro lado, también poder cumplir con nuestra responsabilidad”.

“Entendemos que más allá de la gravedad de los hechos, se han afectado bienes jurídicos que son protegidos, que deben ser tutelados por la provincia y que son protegidos por las leyes”, agregó el mandatario.

“Más allá de la acción que está llevando adelante el MPA y el desarrollo del proceso que recién está en sus inicios, nosotros entendemos que también le cabe al gobierno de la provincia participar de estos procesos en calidad de querellante”, sostuvo Lifschitz

LUCHAR CONTRA EL DELITO ORGANIZADO
El gobernador remarcó que “estamos empeñados desde el inicio de nuestra gestión en la tarea de luchar contra el delito organizado, contra la violencia, contra la inseguridad, contra el narcotráfico y contra la corrupción en todas sus formas y en todas los ámbitos donde esto se desarrolle y se produzca”.

“Hemos tomado un rol activo”, señaló el titular de la Casa Gris al recordar que “hace unos días atrás yo también hice una presentación, en este caso a la Justicia Federal para pedir que se esclarezcan algunos ilícitos que se sugerían o que, aparentemente, se podrían haber cometido, según el informe de un programa de televisión nacional, y de la misma forma lo estamos haciendo ahora”.

Finalmente, sobre los presuntos ilícitos de la causa que motivó los allanamientos realizados en Rosario, expresó que “son delitos graves que afectan, como decíamos, el orden público, la fe pública, el orden económico y financiero, el derecho de propiedad que es un derecho fundamental de nuestro Código Civil y en el que, por lo tanto, la provincia tiene que colaborar, contribuir, y está particularmente interesada en el desarrollo de esta causa y de su prosecución hasta la instancia final de la sentencia”.

La conferencia de prensa se desarrolló en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, en la ciudad de Santa Fe.

Te puede interesar

Te puede interesar