banner app interiorPNG


Argentina jugó mal, perdió con Paraguay y se fue silbada en el Kempes

La selección argentina cayó 1-0 ante los paraguayos. Agüero erró un penal y el entrenador se vio desorientado con los cambios. El equipo sigue en zona de repechaje. Fue una mala presentación del equipo de Bauza.
Ampliar
MAL PARTIDO. La Selección no pudo nunca dominar las acciones.

Todo estaba preparado para que fuera una fiesta... pero fue un desastre. Es que la selección argentina perdió 1-0 con Paraguay por la 10ª fecha de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial Rusia 2018 y se fue silbada.

El gol, Derlis González, a los 17 minutos de la primera parte. Sin ideas, la Albiceleste careció de oportunidades para empatar (salvo el penal errado por Agüero) y el equipo se fue silbado.

De esta manera la selección argentina sigue quinta en la tabla de posiciones, en zona de repechaje, pero perdió terreno.

La primera etapa mostró una de las peores versiones defensivas de Argentina en bastante tiempo a esta parte. Porque cuando el equipo se volcó en ataque y procuró vulnerar a las dos líneas de cuatro que dispuso Paraguay, en cada contra siempre quedó mal parada, en especial su zona izquierda, donde Rojo jamás pudo con Derlis González.

Con empuje y pocas ideas, la albiceleste intentó hacerse dueña del partido, pero falló en la puntada final, donde Ángel Di María fue lo más punzante, Higuaín el jugador de peso y Sergio Agüero el gran ausente.

Dimaría encaró a los 17 y chocó con la defensa, la pelota le quedó a Romero que superó a Mascherano, estiró para González y el “10” visitante sentenció a “Chiquito” Romero con un remate bajo y fuerte al primer palo.

El 1 a 0 en favor de Paraguay le cayó justo a los visitantes, quienes se pararon en el borde de su área, metieron dos líneas defensivas y apostaron a dar el golpe de gracia en alguna contra. La velocidad de Almirón y Romero, fueron la apuesta de los albirrojos. La lentitud de los centrales nacionales la invitación a jugarla rápido.

Fue y fue Argentina, Gaitán se cambió de lado con Di María e intentaron hacer ancha la cancha. Los de Arce metieron la “cola” contra Villar y los centros de los albicelestes fueron siempre neutralizados.

Banegas tuvo demasidas pisaditas y pocos aciertos. Mascherano se equivocó en un par de pases frontales y los nervios fueron otro enemigo para los de Bauza.

Apenas iniciado el segundo capítulo, la pelota pegó en el brazo extendido de Paulo DA Silva en el salto, pero Agüero, para completar otra frustrante labor, remató débil a la izquierda del veterano arquero Justo Villar, que se convirtió en figura al quedarse con la pelota que a la postre significó el triunfo.

Gonzalo Higuaín, que también hizo muy poco, fabricó una llegada a los 3 con una corrida hacia el arco, pero Villar nuevamente se hizo grande para quedarse con el remate.

Paulo Dybala, el niño mimado que fue pedido desde el primer tiempo por el público cordobés tuvo su primer acercamiento con un remate desde lejos al que se aferró por ausencia de socios d juego.

Villar dio rebote e Higuaín tampoco acertó a un metro del arco. Llegó el final sin lucidez y el público que había apoyado despidió el equipo con una estruendosa silbatina. Llegará Brasil en noviembre ya en zona más delicada, con la expectativa de la vuelta de Messi.

Te puede interesar

Te puede interesar