banner app interiorPNG


Muerte del cura Viroche: la Justicia investiga si fue "inducido al suicidio"

El fiscal Diego López Ávila aclaró que la carátula de la causa es “muerte dudosa”. Se trata de establecer si efectivamente fue víctima de amenazas.
Ampliar
MUERTO.

"Se decidió seguir trabajando para determinar si el padre Juan (Viroche) fue inducido a quitarse la vida", reveló Diego López Ávila, el fiscal que investiga la misteriosa muerte del sacerdote que apareció ahorcado en la sacristía de la iglesia de la localidad tucumana de Ingenio La Florida. En ese sentido, los resultados preliminares de la autopsia reforzarían la teoría de que se suicidó, aunque se desconoce si fue por voluntad propia o fue obligado a hacerlo. Por eso es que el investigador ahora centrará sus esfuerzos en determinar si lo indujeron a hacerlo. "La carátula es muerte dudosa", aclaró el funcionario.

Ante este escenario, será también de gran importancia establecer si el cura Viroche fue efectivamente víctima de amenazas -tal como dijeron el propio religioso antes de morir, su familia y los habitantes de esa localidad- y quién las profirió. "Hay muchos elementos que serán peritados. Entre ellos, tres celulares, un chip, un disco rígido, dos pen drive y una notebook. Allí podríamos conseguir elementos de pruebas", agregó. "Estamos pidiendo a la Justicia Federal si hubiere denuncias por narcotráfico hechas por el sacerdote", reveló.

Asimismo, el fiscal fue autorizado para investigar quiénes eran las personas que dialogaron -a través de llamadas o mensajes- con el cura en los últimos meses. Por eso es que las empresas de telefonía móvil deberán informar quiénes son los titulares de las líneas que se comunicaron con la víctima. También pidió colaboración de la población de La Florida para que aporten datos. "Es muy importante que se acerquen a la fiscalía para contar todo lo que saben sobre este caso y así podamos avanzar en la investigación", dijo el fiscal.

Los exámenes forenses

Los resultados de los análisis toxicológicos dieron negativo y el análisis del médico legista -tal como reveló la autopsia- indicó que en el cuerpo de Viroche no había excoriaciones ni rastros que indicaran un forcejeo con alguien. Tampoco presenta huellas que hagan sospechar que haya sufrido un ahorcamiento manual.

López Ávila también recibió un informe planimétrico que descartó la posibilidad de que se hubiera producido un desplazamiento o daño de objetos en el lugar, previo al hallazgo del cuerpo. Según explicó, la entrada de la iglesia estaba trabada con una imagen del cristo en la vitrina. Suponen

En horas de la tarde, el fiscal le tomó declaración a una vecina de la parroquia, que habría aportado información sobre lo ocurrido con el sacerdote. En tanto, en el barrio donde se encuentra la iglesia, los vecinos se manifestaron porque creen que el sacerdote fue asesinado como consecuencia de su lucha contra el narcotráfico.

Te puede interesar

Te puede interesar