banner app interiorPNG


Lluvia de estrellas con los restos del cometa Halley

Información General 21/10/2014
Se podrá apreciar a simple vista la caída de fragmentos del cometa que fue visto por última vez en 1986. Las coordenadas para disfrutar de una verdadera exhibición en el cielo.
Ampliar
Imagen ilustrativa

El cometa Halley fue visto por última vez en 1986 y no hará visible de nuevo hasta 2060, pero esta noche desde todo el planeta se verá en el firmamento la lluvia de estrellas Oriónidas, una corriente de desechos polvorientos del cometa más famoso.

Este fenómeno astronómico está en curso desde el 2 de octubre. Su apogeo se extiende entre el jueves 16 y el lunes 27, pero esta noche llegará a su punto más alto: será el día con mayor actividad y podría llegar a haber hasta 20 meteoros por hora.

Las estrellas se llaman Oriónidas porque están cerca de la constelación de Orión, donde están las Tres Marías. Los especialistas dicen que, como la Luna está ausente, la contaminación lumínica será menor y por lo tanto las condiciones para observar serán óptimas.

"El radiante, es decir, el lugar donde se origina la lluvia de estrellas, está cerca de la constelación de Orión, fácilmente identificable porque ahí se encuentran las famosas Tres Marías, las que forman el cinturón del guerrero Orión", señaló Alejandro González, astrónomo de Observatorio Pailalén de Chile.

Cada año, entre mediados y finales de octubre, la Tierra pasa a través de una corriente de desechos polvorientos del cometa Halley, y antes del amanecer el cielo ofrece una bonita exhibición de estrellas fugaces.

El cometa Halley, oficialmente denominado 1P/Halley, orbita alrededor del Sol cada 76 años en promedio. Es probablemente el más famoso, porque al ser visible desde la Tierra varias de sus apariciones están documentadas. La de 1910 causó una ola de pánico e incluso suicidios.

 

Daniel Cornejo, también astrónomo de Pailalén, explicó que "si bien hay un radiante, es difícil hablar de una región ciento por ciento definida porque los cometas no pierden material en forma homogénea y ese material tampoco ingresa de manera ordenada y concentrada a nuestra atmosfera. Por esto las estrellas fugaces que veremos en estos 37 días, sin importar el lugar del cielo donde se avisten, se podrían asociar a las Oriónidas".

Por su parte, Sebastián Astete, director de productos y comunicaciones de Pailalén añadió que "en fechas como éstas, se registra un significativo aumento de la demanda de las personas por información. En nuestro caso esta realidad nos ha llevado a potenciar la infraestructura e incluso a modificar nuestras actividades habituales, dotando las terrazas de Pailalén con reposeras para que las personas se puedan instalar de espalda mirando el cielo con tranquilidad, ya que hay que tomarse un tiempo para apreciar el fenómeno".

 

 

Fuente: Clarin.com

Te puede interesar