banner app interiorPNG


La nueva regla para el sexo en las universidades de California: "Sí significa sí"

Internacionales 30/09/2014
Ese estado es el primero en aprobar una ley aplicable en las universidades que exige que en las relaciones sexuales entre estudiantes haya un consentimiento explícito entre las partes; el creciente aumento de violaciones llevó a esta iniciativa.
Ampliar
Emma Sulkowicz quiere que se tomen medidas contra el estudiante que, según ella, la violó en 2012. Foto: BBC Mundo

Desde hace varias semanas Emma Sulkowicz se pasea por el campus de la Universidad de Columbia, en Nueva York, llevando a cuestas un colchón.

Esta estudiante de Artes Visuales de 21 años no anda en busca de una habitación ni está cumpliendo una penitencia.
Carga el pesado colchón para denunciar que los responsables del prestigioso centro educativo no han tomado ningún tipo de medida disciplinaria contra el compañero que, según ella, la violó en 2012.

El caso Sulkowicz ha vuelto a poner el foco sobre las deficiencias en la manera en la que las universidades estadounidenses investigan las denuncias de agresiones sexuales en sus campus.

La gravedad de este asunto hizo que el propio presidente Barack Obama se pronunciara sobre el mismo en varias ocasiones en los últimos meses, calificándolo de "totalmente inaceptable".

Ahora, California se ha convertido en el primer estado de EE.UU. en el que entra en vigor una ley aplicable en los centros de educación superior que reciben fondos públicos que exige que en las relaciones sexuales entre estudiantes haya un consentimiento explícito de las partes, un requerimiento que fue bautizado como "sí significa sí".

La nueva legislación define el consentimiento como "un acuerdo afirmativo, consciente y voluntario para involucrarse en una actividad sexual", que no tiene por qué ser verbal aunque debe quedar claro.

La ley SB-967 también señala que el silencio o ausencia de resistencia no constituye consentimiento y especifica que un acusado no puede alegar que había asumido que la víctima había dado su consentimiento cuando esta estaba ebria, drogada, inconsciente o dormida.

Además, la legislación impulsada por el senador demócrata Kevin de León, especifica qué procedimientos deben seguir las universidades cuando investiguen denuncias sobre agresiones sexuales y el tipo de servicios médicos y de orientación que deben ofrecer a las víctimas.

La problemática de las agresiones

Según un informe de la Casa Blanca presentado el pasado enero, una de cada cinco universitarias en Estados Unidos ha sufrido algún tipo de agresión sexual. De entre estas, tan sólo un 12% lo denunció.
En muchos casos las denuncias tan sólo se presentan ante las autoridades universitarias, que son las responsables de investigar internamente si la agresión tuvo lugar y de adoptar las medidas disciplinarias adecuadas contra aquellos que son encontrados culpables.

En los últimos años se han presentado numerosas demandas contra universidades en Estados Unidos a las que se las acusa de falta de imparcialidad a la hora de llevar a cabo las investigaciones y de no apoyar a las víctimas.
Ante esta situación, el gobierno de Barack Obama creó hace unos meses un equipo de trabajo para estudiar esta problemática.
A finales de abril el grupo emitió una serie de recomendaciones sobre el manejo de las denuncias de agresiones sexuales dirigidas a los centros universitarios del país.

Además, el Departamento de Educación de Estados Unidos publicó una lista de más de 50 universidades que están siendo investigados por posibles violaciones de leyes federales en la tramitación de esas denuncias.

 

 

Fuente: www.lanacion.com.ar

Te puede interesar