banner app interiorPNG


Máximo de 30 minutos para las colas en los bancos

Provinciales 29/09/2014
El proyecto elaborado por el senador Lisandro Enrico, con foco en entidades bancarias, financieras y mutuales de ayuda económica, pasó ahora a la Cámara de Diputados.
Ampliar
Imagen ilustrativa

El Senado santafesino dio media sanción por unanimidad a la norma que fija un tope de media hora para la espera en los bancos. La iniciativa aprobada exige "un trato digno" a los clientes en las entidades bancarias.


El proyecto elaborado por el senador Lisandro Enrico, con foco en entidades bancarias, financieras y mutuales de ayuda económica, pasó ahora a la Cámara de Diputados. Las multas contempladas van de los 4.000 hasta los 20.000 pesos.


El texto sancionado establece que, de producirse una espera mayor a media hora, "los encargados del local deberán disponer que se abran ventanillas derivando al personal que no se encuentre en las cajas para atender al público, hasta que se regularice la demora".


"Se busca establecer un mecanismo automático que disponga que al momento de detectar un gran afluente de personas, el personal del banco debe abocarse a la atención en caja", sintetizó el senador radical.


Enrico recordó que es habitual ver en esas "largas colas" a "mujeres en avanzado estado de embarazo, jubilados, pensionados o personas con dificultades físicas que no pueden soportar esperas o permanencias prolongadas en entidades bancarias, sean públicas o privadas".


De no cumplirse esta exigencia, el usuario podrá denunciar la infracción ante la autoridad de aplicación o ante las asociaciones de consumidores, en base a lo establecido por el legislador del departamento General López.
Verificada la existencia de la infracción, la entidad responsable será pasible de multas cuyos montos que irán de los 4.000 hasta los 20.000 pesos aproximadamente.


Según la norma aprobada, los bancos, financieras y las mutuales deberán exhibir, en lugares visibles, un letrero que como mínimo deberá contener: publicación del derecho de los consumidores consagrados en la ley, indicación de la disponibilidad del libro de quejas para que el perjudicado manifieste su descargo e indicación de los datos de la autoridad de aplicación para que el consumidor pueda realizar la denuncia correspondiente.


El senador del Frente Progresista remarcó que su propuesta cuenta con el visto bueno de asociaciones de bancos como ABA, Abappra, Adeba y la Asociación Bancaria de Santa Fe.


La iniciativa tiene como antecedentes leyes similares sancionadas en otras provincias y se ampara en la ley nacional de defensa del consumidor. También en la propia Constitución, que incluyó en la reforma del año 1994 en su artículo 42º el reconocimiento explícito de estos derechos y garantías para los usuarios en todo el país.

 

 

 


Fuente: www.unosantafe.com.ar

Te puede interesar

Te puede interesar