banner app interiorPNG


Inundaciones: “Buenos Aires vive un drama productivo”

Agro 12/09/2014
Aseguran que ya se perdieron “5 millones de hectáreas” productivas. Ruralistas pidieron por la Ley de Emergencia Agropecuaria.

Dirigentes ruralistas y opositores criticaron la actitud y las política adoptadas por la Nación y también por el gobernador bonaerense Daniel Scioli frente a las inundaciones que sufre la provincia de Buenos Aires y reclamaron además el cumplimiento de la Ley de Emergencia Agropecuaria.

El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Rubén Ferrero, afirmó que el gobierno nacional “incumple” con la Ley de Emergencia Agropecuaria para atender las inundaciones bonaerenses y pidió a Scioli que “defienda fuerte y firmemente a productores” de su provincia que padecen contingencias climáticas.

Desde el sector, y tras objetar en Bolívar las medidas lanzadas por Scioli, no se descarta la posibilidad de iniciar medidas de fuerza y reclaman los aportes de Nación, que cuenta con un fondo para emergencia de $500 millones anuales para atender la problemática de inundaciones, sequía, granizo y cenizas volcánicas.

En tanto, el intendente de Olavarría, José Eseverri (Frente Renovador), expresó que con las inundaciones “la provincia de Buenos Aires vive un drama productivo” y aseguró que con esta problemática climática se perdieron “un millón y medio de hectáreas trigueras”.

En declaraciones manifestó que las últimas lluvias provocaron que animales, como vacas u ovejas, estén “metidos adentro del agua” en los campos. “Los animales están buscando las lomas de los campos (en los que las tienen), o las viejas vías abandonadas de algún ferrocarril, o si no están encharcados metidos adentro del agua”, sostuvo, al tiempo que agregó: “Ni los productores pueden entrar a sus campos”.

Para el funcionario, las inundaciones tendrán “consecuencias económicas y sociales” para los próximos meses, y expresó que “los campos están con un nivel de agua que hacía mucho tiempo que no se veía: se han arruinado 5 millones de hectáreas” productivas.

Eseverri denunció que “el gobernador Daniel Scioli hace meses que viene reteniendo recursos que la provincia debía enviar a los municipios” para obras y sostuvo que “hace 25 años que se escucha hablar del Plan Maestro de la Cuenca del Río Salado, y se ha hecho muy poco” para canalizarlo y evitar inundación de campos.

Por su parte, Carlos Garetto, presidente de Coninagro, indicó que “la situación se venía complicando por factores económicos, y los anegamientos han profundizado la problemática: es la frutilla del postre”.

 

Para Garetto, en las medidas adoptadas por Scioli “no se encuentra una respuesta adecuada de parte del gobierno provincial: son todos paliativos“.

Así se refirió el ruralista a la decisión de Scioli de decretar el estado de emergencia o desastre agropecuario en 54 partidos de la provincia a raíz de las inundaciones y de disponer beneficios impositivos y crediticios para las zonas afectadas.

De sobrevuelos, imágenes satelitales y nuevos créditos

Tras decretar el estado de emergencia y desastre para 54 partidos, funcionarios bonaerenses evaluaron con un sobrevuelo la situación de anegamiento que ofrecen los campos ubicados en la Cuenca del Río Salado y dispusieron realizar un relevamiento satelital de las áreas anegadas.

También la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), a través de su director ejecutivo, Iván Budassi, pidió a la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) que se active el Sistema Nacional de Emergencia, mecanismo por el cual se podrán obtener imágenes satelitales para medir el alcance de las inundaciones en cada distrito.

Budassi explicó: “Tuvimos en la Provincia lluvias excepcionales que superaron en un 80% el registro histórico, y con el sistema satelital podremos determinar automáticamente el área inundada de cada parcela rural”.

Este tipo de cuestiones y otros temas vinculados fueron ayer tema de análisis por parte de dirigente de ARBA y el ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Alejandro Rodríguez, quien reiteró en las últimas horas a la prensa que “por 90 días se reprogramaron los compromisos crediticios del Banco Provincia”.

Rodríguez indicó que también corre el “diferimiento del pago del Impuesto Inmobiliario Rural (para el área de emergencia) y la eximición de su pago para las zonas de desastre” agropecuario.

Otro de los máximos colaboradores de Scioli, su ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía, relevó ayer el comportamiento de las aguas en toda la cuenta del Río Salado, afectada por inundaciones.

Según se informó, Arlía junto a miembros del gobierno bonaerense sobrevoló la Cuenda del Salado, y constató “la situación que ofrecen los canales 1, 2, 9, 12, F y todo el sistema de lagunas de Yamahuida Kakel, en Chascomús, Pila, Ayacucho, Tandil, Guido, Maipú, Lavalle, Tordillo, Dolores, Castelli, Conesa y Rauch”.

 

 

 

Fuente: DyN

Te puede interesar

Te puede interesar