banner app interiorPNG


“Siempre dije que esto era un invento”

Nacionales 18/07/2014
Mauricio Macri habló con ADN 97.9 sobre la anulación del pedido de querella, en el caso de las escuchas telefónicas. Escuchá la entrevista completa.
Ampliar
Mauricio Macri.

El juez Casanello anuló el pedido de la querella y el fiscal, que había confirmado el procesamiento del jefe de Gobierno. Seguirá investigado, pero por ahora no lo incluirán en el debate, en el que serán juzgados Ciro James y Jorge Palacios.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, no será incluido por el momento en el juicio oral por la causa de las escuchas telefónicas ilegales, que lo mantiene procesado.

El juez federal Sebastián Casanello consideró en un fallo de 1500 páginas, que no hay pruebas suficientes para someter al líder de Pro al debate oral, en el que sí serán juzgados el presunto espía Ciro James, el ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge Palacios, y el ex ministro de Educación porteño Mariano Narodowski, quien contrató a James.

La decisión de Casanello sorprende teniendo en cuenta que la Cámara Federal había fallado en contra de Macri y confirmado su procesamiento, acusado de haber ordenado espiar a su cuñado, Néstor Leonardo, y al dirigente opositor y familiar de una de las víctimas del atentado a la AMIA, Sergio Burstein.

No obstante, el juez no desprocesó a Macri sino que ordenó nuevas medidas de prueba, previo a resolver si lo desvincula definitivamente de la causa o lo manda a juicio oral con el resto de los acusados.

El juez pidió investigar a la agencia de seguridad Ackerman, contratada por Franco Macri para observar a su propio círculo familiar.

Por otra parte, Casanello remarcó que, para cerrar la etapa de instrucción, sólo falta la declaración testimonial del secretario de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro. Una vez que eso suceda, tomará la determinación final, que probablemente sea el sobreseimiento de Mauricio Macri.

En 2010, el juez Norberto Oyarbide, que en ese momento estaba al frente de la causa, decidió procesar al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en el marco de la causa por las escuchas telefónicas, bajo la figura de "partícipe necesario de una asociación ilícita". Para el magistrado había pruebas firmes que lo vinculaban a Macri a las escuchas ilegales.

Dichas operaciones se llevaban a cabo a través del ex policía federal Ciro James y el ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge Palacios, en el seno de la administración del gobierno porteño.

Para Oyarbide, el jefe capitalino había impulsado a través de Palacios la contratación de James, quien habría escuchado a Burstein por su oposición a la designación de Palacios al frente de la nueva fuerza de seguridad de la ciudad de Buenos Aires.

Te puede interesar

Te puede interesar