banner app interiorPNG


Llegan los modelos más verdes de la automotriz del rombo

Tecnología 03/07/2014
Renault trajo a nuestro país las primeras unidades de Kangoo eléctricas con intenciones de comercializarlas antes de fin de año.

“Los primeros diez mil Kangoo Z.E. fueron comprados en Francia por la compañía de correos y los conductores se divertían adelantando en los semáforos a los conductores de Porsche”. Esta fue una de las frases con las que empezó su discurso Thierry Koskas, presidente de Renault Argentina, haciendo alusión al protagonista del día, la versión cien por ciento eléctrica del utilitario de la marca del rombo.

 

La efusividad de la afirmación se entiende conociendo la historia de Koskas. Él fue el responsable del desarrollo del producto además de Fluence Z.E., Zoe y Twizzy, y la llegada de este vehículo a nuestro país marca un antes y un después ya que se trata del primer eléctrico que pisa suelo nacional con intenciones de comercialización. El directivo contó también cómo fue el inicio de la historia de los vehículos Zero Emisiones: “el proyecto nació en el galpón escondido gracias a tres ingenieros de Renault. Y fue Carlos Ghosn, Presidente y Director General de la alianza Renault-Nissan, quien aprobó la idea”.

 

La alianza Renault-Nissan lleva comercializados más de cien mil eléctricos en total. Pero en lo que respecta a Kangoo, que fue elegido como Vehículo Utilitario internacional del año 2012, en Francia los usa la compañía de correos. Además en Sudamérica se pueden ver en Chile, Lan lo utiliza en los aeropuertos, en Brasil por intermedio de Fedex, y también en Uruguay.

 

Si de autos tecnológicos o “distintos” se trata, los híbridos, recordemos que combinan una mecánica de combustión interna con otra eléctrica, ya circulan en las calles de nuestro país. Toyota fue la primera marca en comercializarlos con el Prius, luego Porsche sumó la versión híbrida de Cayenne y finalmente Volkswagen trajo la Touareg Hybrid.

 

Características

Pero la Kangoo Z.E. no es un híbrido ya que tiene un motor completamente eléctrico de 60 caballos de potencia y 226 Nm de torque, que le otorga una velocidad máxima de 130 kilómetros por hora y una aceleración de 0 a 100 km/h en 20,3 segundos. Otorga un promedio de autonomía ideal de 170 kilómetros antes que se agote la batería, está ubicada debajo del vehículo y se carga mediante un enchufe ubicado en el logo delantero del Rombo, aunque dependiendo el manejo y en condiciones de ciudad la distancia que se puede recorrer es entre 100 y 130 kilómetros. Está acompañado de una transmisión automática de una sola marcha, que aguanta sin problemas hasta las doce mil revoluciones.

 

Respecto al funcionamiento, los vehículos recargables almacenan la energía en una batería de iones de litio conforme a todas las normas ambientales y de seguridad vigentes en todos los lugares donde se ofrecen a la venta. Y pueden cargarse en cualquier estación de la red eléctrica, durante la noche en el domicilio del conductor, en un garaje o estacionamiento.

 

La carga standard en red doméstica a través del tomacorriente normal, tarda alrededor de diez horas. Si se utiliza el sistema de Wall Box, aproximadamente entre cuatro y ocho. La carga acelerada en surtidor público, cómo hoy existen en Europa, solamente una hora, y la carga rápida en surtidor público dejará el ochenta por ciento de la batería lista en treinta minutos.

Las estaciones de carga, que se pueden instalar en una casa o una empresa, cuestan mil doscientos dólares, y Renault realizó una alianza estratégica con Edesur y Enel para la instalación de estaciones de carga. Si de inversión se trata, un dato relevante es el costo de movilidad: un vehículo “común” gastaría para recorrer 20.000 kilómetros, 23.000 pesos de nafta. La Kangoo Z.E. gastaría solo 1.520 pesos. Además el mantenimiento es casi nulo: no lleva refrigeración el motor, no posee bujías, filtros de aceite, nafta y correas, entre otros; y la batería tiene una vida útil de diez años y es reciclable.

La marca realizó el mismo evento donde invitó importantes empresarios para que puedan manejarlas y contarles los pormenores de los costos y detalles, ya que hoy están trabajando en la etapa de homologación y esperan vender flotas a empresas. Obviamente que es muy difícil hablar de un precio para el público, pero directivos nos confirmaron que salirían unos 400.000 pesos. Además Renault está trabajando junto a otras terminales para conseguir beneficios impositivos, como por ejemplo el que se otorgó al Prius en su momento. “Esperamos comercializar las primeras unidades de Kangoo para empresas de flotas antes de fin de año”, comentó Koskas. Parece que la era eléctrica llegó a la Argentina.

 

Pequeñas sensaciones arriba de un eléctrico

Son dos versiones las disponibles y a las que pudimos subirnos. La opción furgón tiene espacio para dos pasajeros, ofrece una capacidad de carga de 650 kilos o 3.400 litros de volumen, puede llevar elementos de hasta 4,21 mts de largo y cuenta con la novedad de tener un techo removible para objetos muy altos. En la Kangoo tradicional entran cinco personas, mide 4,66 metros de largo y tiene una capacidad del baúl de 750 litros.

Para iniciar el recorrido solo hay que apretar el freno y ponerlo en directa. Y no guiarse por el ruido, porque no existe, sino por un cartel que dice “Go” y nos indica que ya podemos acelerar. El tablero posee un “medidor de carga” para que nos demos cuenta que cantidad de kilómetros podemos hacer antes que se descargue, y un económetro, que nos indica la energía que estamos gastando y su regeneración. La misma dependerá obviamente de cuanto aceleremos y cómo frenemos. Además tiene la función Eco Mode, la misma que hoy también poseen varios modelos de distintas marcas.

Respecto al manejo hay que evitar usar el freno y en cambio desacelerar, sintiendo una sensación de inercia, y luego de bajar los cincuenta kilómetros por hora el auto comienza a frenar cada vez más hasta detenerse sin pisar el pedal de la izquierda. Cabe destacar que posee un gran empuje inicial, que inevitablemente nos hizo pensar en la frase de Koskas y su comparación con un Porsche. Realmente es algo distinto y sorprendente.

 

Fuente: www.losandes.com.ar

Te puede interesar

Te puede interesar