banner app interiorPNG


Evo Morales reelecto con el 60,5% y a un diputado de los dos tercios del Congreso

Internacionales 13/10/2014
El presidente impuso su objetivo de alcanzar la unidad nacional amenazada hasta el 2009 en el oriente y la ampliación de sus bases sociales de sustentación, entre trabajadores y sectores medios y empresariales.
Ampliar
Evo Morales

Por eso dijo anoche, al hablar desde el balcón del Palacio Quemado, sede del gobierno, ante miles de sus seguidores y la bendición de un grupo indígena que quemaba inciensos, que "en Bolivia no hay más 'media luna' hay luna llena" en alusión a la derrota de los intentos separatistas de Tarija, Pando, Beni y, sobre todo Santa Cruz, segundo departamento del país, donde se impuso por 49 por ciento de los votos contra 37 de Unidad Demócrata (UD).

También por eso inició sus palabras vivando a Bolivia y a cada uno de los nueve departamentos del país, a la Central Obrera Boliviana (COB) y otros sectores sociales, como forma de saludar también la ampliación de sus bases de sustentación entre los trabajadores y otras organizaciones hasta hace poco en la oposición.

"Se puede liberar a los pueblos y naciones democráticamente", subrayó como consagración de su estrategia de integración geográfica y social interna y de lucha antiimperialista en América Latina, mientras los miles de simpatizantes la hacían propia con la consigna "patria sí, colonia no" y el tradicional estribillo "Evo no se va".

En ese marco cuestionó brevemente a la Alianza del Pacífico, que reúne a Chile, Perú, Colombia y México, por su intento de reflotar el ALCA (Alianza de Libre Comercio de las Américas) y su política de "privatización de los servicios básicos" que, reiteró "son parte de los derechos humanos" de los pueblos.

Aludió así a la Alianza a la que su también triunfante vicepresidente, Alvaro García Linera, calificara ayer en entrevista con Télam como el "último reducto del parque jurásico neoliberal apadrinado y financiado por Estados Unidos".


 

Morales no olvidó, al terminar sus breves y entusiastas palabras, y antes que los fuegos artificiales cerraran la fiesta, un llamado a la oposición para "trabajar juntos" en proyectos consensuados que beneficien a Bolivia, "sin perder su derecho a discrepar".

También el gobernante Movimiento al socialismo (MAS) festejó su triunfo nacional y regional en el Cambódromo de Santa Cruz.

No muy lejos de allí, hubo algarabía en un escenario callejero de la UD, donde el gobernador cruceño Rubén Costas y el candidato presidencial de esa fuerza, Samuel Doria Medina, celebraron ser la principal fuerza de oposición, y advirtieron que ahora el gobierno boliviano "estará más controlado" en su futura gestión.

 

Fuente: www.telam.com.ar

Te puede interesar