banner app interiorPNG


Procesan a Sarkozy por corrupción después de 18 horas de interrogatorio

Internacionales 02/07/2014
Además, fue acusado por tráfico de influencias y encubrimiento de violación de secreto profesional.
Ampliar
Nicolas Sarkozy ayer antes de entrar al interrogatorio. | Foto: AFP

Las autoridades anticorrupción procesan al exmandatario francés por los cargos de corrupción activa, tráfico de influencias y encubrimiento de violación de secreto profesional, anunció en la madrugada de este miércoles la Oficina Central de Lucha Contra la Corrupción y las Infracciones Financieras y Fiscales.

Se decidió al término de una detención de 18 horas para realizarle un interrogatorio exhasutivo en un hecho sin precedentes. El ex mandatario ya había sido inculpado por el caso Bettencourt, pero la justicia lo sobreseyó.

Para el tráfico de influencias están previstas penas que llegan hasta los 10 años de prisión y multas de 150.000 euros, dependiendo de la gravedad del crimen cometido. Además, el Código Penal contempla penas sumplementarias como la prohibición de ejercer cargos públicos.

El abogado de Nicolas Sarkozy, Thierry Herzog, y los magistrados de la Corte de Casación Gilbert Azibert y Patrick Sassoust también fueron procesados, estos últimos acusados de haber advertido a Sarkozy de que la justicia había intervenido su celular. "Esos hechos se basan únicamente en escuchas que impugnamos y cuya legalidad será cuestionada firmemente", declaró el defensor de Herzog, Paul-Albert Iweins.

Sarkozy fue cuestionado ayer en la sede de la OCLCIFF en Nanterre, en el sureste de la capital francesa. La razón del interrogatorio era que se pretendía averiguar si el ex mandatario francés disponía de una “red de informantes” en el seno de la policía y la justicia, capacitada de advertirlo sobre el curso de investigaciones judiciales que pudiesen representar una amenaza para su persona.

La justicia sospechaba que Sarkozy, a través de su abogado, Thierry Herzog, trató de obtener informaciones cubiertas por el secreto profesional en una decisión esperada del Tribunal Supremo en el caso Bettencourt y, a cambio, habría prometido a Gilbert Azibert que maniobraría para conseguirle el traslado a Mónaco a un puesto prestigioso.

Sarkozy, ahora procesado, fue el presidente de Francia entre 2007 y 2012, retirándose de la política perder la reelección ante el socialista Francois Hollande en mayo 2012. Había rumores que afirmaban su regreso desde hace semanas para volver de cara a la elección presidencial de 2017.

 

Fuente: www.perfil.com

Te puede interesar

Te puede interesar