banner app interiorPNG


Chile no pudo sacarle a la Naranja su buen “jugo”

Deportes 23/06/2014
El equipo chileno cayó por 2-0 en San Pablo en un áspero partido contra Holanda y en octavos enfrentará al primero del grupo de Brasil. ¿Le tocará con la verdeamarela? - Mirá los goles.
Ver galería
1 / 3 - Crédito: www.fifa.com

Se definió el Grupo B en San Pablo. El empate le daba el primer lugar a Holanda, Chile necesitaba una victoria. Tenían los mismos puntos, pero el 5-1 sobre España le daba a la Naranja Mecánica el privilegio de ¿evitar a Brasil? en los octavos de final apenas con un punto. Es que más tarde se resolverá el Grupo A, y si los locales (enfrentan a Camerún que ya está eliminado) logran el primer lugar se cruzarán con el segundo del B, es decir Chile.

 

No se trata de obligación, sino de convicción. El equipo de Jorge Sampaoli asumió desde el primer minuto el protagonismo del partido. Y Holanda (sin Robin Van Persie suspendido, con Martins Indi lesionado y De Guzmán marginado por el DT porque estaba amonestado) apostó nuevamente a la contra fulminante de Arjen Robben. El entrenador Louis Van Gaal esta vez no pudo alinear a sus futbolistas del 1 al 11 como había sucedido en los triunfos sobre España y Australia. Cambió piezas pero no el dibujo de 5-3-2 preparado para contraatacar. Daley Blind pasó a formar parte de la línea de tres del fondo, y en el mediocampo Dirk Kuyt jugó por izquierda más Daryl Janmaat por derecha, y Georginio Wijnaldum flanqueando al recio Nigel De Jong. Wesley Sneijder, suelto. Más Robben y Jermain Lens como delanteros.

 

Sampaoli pobló la mitad de la cancha: Mauricio Isla, Charles Aranguiz, Marcelo Díaz y Eugenio Mena (de derecha a izquierda), más Felipe Gutiérrez como un enganche organizador. Una línea de tres en el fondo y Alexis Sánchez y Eduardo Vargas en la delantera. Esa línea de cinco en el medio le permitió al equipo sudamericano tener el 68 por ciento del tiempo la pelota en su poder (completó 225 pases, según las estadísticas de la FIFA) en el primer tiempo. Sin embargo, la jugada más clara del partido fue para los europeos. A los 38, Robben se escapó y gambeteó para favorecer a su zurda y sacó el remate cruzado que se fue apenas desviado del palo izquierdo del arquero Claudio Bravo. Así juega Holanda, entrega el balón y el terreno, juega duro en el medio y trata de salir rápido para lastimar con la velocidad de sus delanteros.

 

Chile respondió a través de una pelota parada, después de casi 40 minutos en los que Alexis Sánchez recibió una tras otra las faltas de los centrales De Vrij y Vlaar. Marcelo Díaz envió el centro al punto del penal y Gutiérrez -solo- la peinó para desacomodar al arquero Cillessen, pero no le acertó al palo. El primer tiempo se fue con el empate sin goles.

 

Otra vez Robben, en el inicio del complemento, se sacaba a varios rivales de encima y sacaba un zurdazo que le quemaba las manos a Claudio Bravo. Era un aviso para Chile, que mantenía la idea, pero le faltaba profundidad. A los 20, Alexis Sánchez logró desbordar por izquierda en la segunda jugada tras una pelota parada. Le tiró un caño a Lens y casi sin ángulo sacó un derechazo al primer palo que Cillessen despejó sin problemas.

 

Van Gaal metió mano en el banco. Mandó a la cancha a Memphis Depay, el volante creativo que le había dado el triunfo ante Australia. Y el pibe, en la primera que tuvo, tiró una bicicleta, dejó en el camino a su marcador y le pegó de derecha desde unos 30 metros. Bravo despejó al córner con una atajada espectacular. Se detuvo el juego y Van Gaal sacó a Sneijder para que ingresara Leroy Fer. Se jugó el córner rápido y hacia atrás. Fer, que recién había entrado, no tenía marca y apareció sólo para meter un cabezazo perfecto contra el palo izquierdo de Bravo y poner el 1-0. Festejo naranja y todo cuesta arriba para Chile.

 

Sampaoli, que ya había puesto a Jorge Valdivia, reaccionó y mandó a Mauricio Pinilla en lugar de Vargas. A la carga Chile, que necesitaba ganar para quedar primero. Poca imaginación ante una defensa dura e impenetrable. Abusó en tirar centros el equipo sudamericano y sobre el final pagó los espacios que dejó en el fondo ante el mejor contragolpeador del torneo. A los 91, De Jong sacó un pelotazo rápido para Robben que corrió 50 metros con la pelota a la par de Gary Medel. Otro tren naranja picaba por el medio... Robben llegó hasta el fondo y le tiró el centro atrás a Depay Memphis que llegó a toda velocidad para empujar al gol y sellar un 2-0 que le dio a Holanda el primer lugar del Grupo B y lo posiciona como un gran candidato. ¿A Chile le volverá a tocar Brasil en octavos?

 

 

Fer rompió el cero y puso en ventaja a Holanda

 

Depay liquidó el partido

 

Fuente Noticia: www.clarin.com

Fuente videos: www.ole.com.ar

 

Te puede interesar