banner app interiorPNG


EXPROPIARÍAN TERRENOS BAJOS PARA CONSTRUIR LAGUNAS DE RETARDO

Locales 28/05/2014
Son en total unas 350 hectáreas cerca de Bauer y Sigel y Santa Clara de Saguier
Ampliar
Se buscaría evitar este tipo de situaciones

El senador del Departamento Castellanos, Alcides Calvo, ingresó en la Cámara de Senadores de la Provincia, un Proyecto de Ley, a través del cual busca dar una solución definitiva a distintos sectores del Departamento Castellanos que se encuentran periódicamente sometidos a desastres provocados por excepcionales volúmenes de agua de origen pluvial que, debido a las depresiones y características topográficas del suelo, se acumulan y no drenan adecuadamente. Esta circunstancia provoca el anegamiento e inundación en los casos más severos.

 

En este sentido la iniciativa de Calvo propone la expropiación de fracciones de terrenos, que suman aproximadamente 350 ha, ubicados en zonas rurales de las localidades de Santa Clara de Saguier, Josefina, Bauer y Sigel y Coronel Fraga, que constituyen las áreas con mayor impacto negativo y con menores posibilidades de canalizaciones, a fin de ser transformadas en Sistemas Retardadores (lagunas de retardo). Esta probada metodología ayudará al saneamiento hídrico regulando la evacuación de los excesos hídricos en forma controlada y evitando que el impacto avance sobre mayores áreas.

 

La realidad nos muestra que los sucesivos anegamientos producen pérdidas cuantiosas a los productores de dichos terrenos afectando no sólo la coyuntura financiera de su explotación sino que además provoca una sostenida merma económica de sus patrimonios por la constante degradación en la calidad del suelo. Asimismo esta situación afecta seriamente la red de caminos rurales, muchos de los cuales se vuelven intransitables gran parte del año, complicando el traslado de la producción de los sectores afectados, en especial la tambera.

 

Sistemáticamente las áreas a expropiar son incluidas en los decretos de Emergencia Hídrica y Desastres Agropecuarios que el Poder Ejecutivo sanciona a fin de paliar los daños y pérdidas que producen estos recurrentes fenómenos naturales, por lo que esta ley daría una solución integral y permanente a la problemática planteada.

 

Entre los considerandos de los decretos Nº 811 y 913 de marzo y abril, respectivamente, del Poder Ejecutivo, se menciona: “Que las precipitaciones ocurridas motivaron desplazamientos superficiales de agua desde las zonas más altas hacia los sectores más deprimidos, generando anegamientos que tardarán en evacuarse;

 

“Que se agrava la situación de anegamiento producto del drenaje de precipitaciones desde la provincia de Córdoba a suelo santafesino, generando mayor acumulación de agua en las zonas mencionadas”, se puede leer.

 

El Senador Calvo expresa que esta acción expropiatoria se realizará en el marco de los estudios correspondientes ambientales e hidráulicos que deberán ser llevados adelante por los organismos técnicos competentes en la materia a fin de definir con exacta precisión los sectores más comprometidos por los anegamientos, debiendo completarse luego con proyectos complementarios de obras que tenderán al saneamiento de zonas aledañas e influencia directa. Estas expropiaciones evitarían la ejecución de nuevas canalizaciones de grandes dimensiones con un impacto económico, priorizando mantener las condiciones ambientales de la región, concentrando las aguas en una zona  determinada y no provocando anegamientos más amplios.

 

MAS FUNDAMENTOS

En diálogo un diario local, el senador Alcides Calvo explicó que su propuesta, “está abierta al debate y a otras propuestas que aporten, para una solución definitiva del tema”, apuntó; precisando que las lagunas de retardo serían de 158 hectáreas en Santa Clara de Saguier-Josefina y de 194 hectáreas en Bauer y Sigel-Fraga.

En el Informe Nº 2 - Diagnóstico de la Región III, elaborado por el Instituto Nacional del Agua (INA), se afirma que en la cuenca del Arroyo Cululú –específicamente la subcuenca del canal Vila-Cululú, dentro de la cual se encuentra el área objeto del proyecto- debido a la escasa pendiente de la región, las obras de intervención y la red actual serán siempre insuficientes, necesitándose la constante ampliación y adecuación de la misma y el desarrollo de nuevos alcantarillados.

Por otra parte, en este debate se debe considerar que, las lagunas de retardo son complemento de las canalizaciones aguas arriba que se deben realizar en el futuro; siendo el objetivo principal de las mismas, mantener los niveles de humedad y altura de napas “para evitar que ocurra como en los bajos submeridionales en el norte santafesino donde a causa de canalizaciones se salinizó el terreno y las napas bajaron mucho”, siendo este un aporte a favor del proyecto del senador por el Dpto. 9 de Julio, Raúl Gramajo.

 

Dado el reclamo de Comunas y Municipios localizadas aguas abajo, las obras ayudarían a que el drenaje de las aguas sea más lento y se evitaría la posibilidad de anegamiento cuando hay grandes lluvias. Este es un reclamo del sector del canal Vila-Cululú, Bigand, Sunchales y Humberto Primo. Remarcándose una vez más que las zonas indicadas a expropiar son campos declarados en emergencia o desastre en varias oportunidades y por largos periodos en los últimos años. Asimismo se toma como experiencia previa a este proyecto, la expropiación en la zona este de Rafaela que permite ordenar el curso de aguas pluviales.

 

“Este es un tema preocupante -describió Alcides Calvo-. Y ahora que ha pasado el fenómeno climático más grave, es el momento justo para debatirlo, ya que comienzan a notarse las secuelas de las lluvias que hubo. Ahora se puede visualizar en el terreno donde queda todavía agua y que por cauce natural no llega a drenar”, señaló. “Con el antecedente de lo que ha ocurrido en Rafaela -prosiguió el senador-, de poder hacer expropiaciones de terrenos para hacer lagunas de retardo, también lo pensamos de esa misma manera”, explicó.

 

“Lo que propiciamos -abundó Calvo- es una expropiación con cargo de la Provincia -a un valor comercial-, y cuyos terrenos van a ser destinados a cada una de las jurisdicciones, a la Comuna de Santa Clara y a la Comuna de Bauer y Sigel para crear allí lagunas de retardo. Lo que se busca, según ingenieros hídricos consultados, es no alterar el medio ambiente, las condiciones socio ambientales de esos lugares…”

 

“… Porque cuando se hacen canalizaciones hay movimientos de suelo, en cambio con las lagunas se estaría delimitando una zona que serviría como lugar de conservación, de retardo, de acumulación de agua y que luego estaría drenando muy lentamente para que no se generen alteraciones”, subrayó.

 

“Buscamos una alternativa media, que se trabaje con canalizaciones no tan profundas ni de tanta envergadura en los lugares donde sean necesarias, y que permitan hacer el drenaje de aquellas aguas donde tenga una pendiente natural. Y en aquellos bajos muy pronunciados sí poner en marcha un sistema de expropiaciones”, concluyó el Senador departamental.

Te puede interesar