banner app interiorPNG


POLÉMICA POR UNA FOTO DE LA DUQUESA DE CAMBRIDGE

Internacionales 28/05/2014
Kate Middleton y la imagen con su falda levantada por el viento desató un debate sobre si es correcto o no publicar esa imagen.
Ampliar
La foto de la polémica

La imagen de la duquesa de Cambridge con la falda levantada por el viento y su cola a la vista de curiosos y de quien estaba atento para inmortalizar el momento está dando que hablar y desató un debate sobre el rol de la prensa. La cuestión es si es correcto o no publicar esa imagen.

 

Casi toda la prensa británica ha ignorado las fotografías. Los únicos que se han hecho eco de las imágenes, captadas en abril por una ciudadana durante la gira del príncipe William y Kate por Australia, son los diarios Sun y el Daily Mail. Sin embargo, el primero añadió estratégicamente el logo de una corona y el segundo pixeló la zona que dejó ver el viento al levantar la falda real.

 

Tras el Bild alemán, el Sydney Daily Telegraph australiano del grupo Murdoch publicó la imagen calificando de "ridícula" la autocensura de la prensa británica y haciéndose eco del debate implícito que se generó.No obstante, en Internet la imagen ha tenido innumerables visitas al igual que el "álbum de fotos" de YouTube de una accidente parecido que le ocurrió a Catalina en el aeropuerto canadiense de Calgary en 2011. En noviembre de 2013, Kate tuvo su "momento Marilyn" al sufrir un caso similar.

 

El diario Times critica en su editorial de hoy publicación de la foto que califica de "sórdida y repulsiva". En la misma línea, criticando "la falta de respeto hacia la mujer", el periodista Carol Midgley le aconseja imitar a Isabel II, que pide que le cosan bolitas de plomo en los pliegues de sus faldas para evitar "las catástrofes provocadas por el viento".

 

Por su parte, el diario australiano afirma que la prensa británica se negó a publicar la imagen por respeto a la familia real, y estima, en un comentario, que se pliega a "un código de etiqueta arcaica"."Me parece un poco ridículo esperar que el resto de los medios del mundo sigan su ejemplo, especialmente en un mundo en el que la carne y el mercantilismo van de la mano", escribe el diario.

 

La autora de la foto es una residente de la región, Diane Morel, que no se dio cuenta de inmediato de la imagen que logró captar. “Fue cuando llegué a casa y pasé las fotos a mi ordenador que me di cuenta", declaró esta mujer de 47 años, que prometió donar el dinero conseguido por la venta de la imagen a una asociación de ayuda a las víctimas de incendios forestales, un mal que azota cada año a grandes áreas de esta región.

 

En 2012, la revista francesa Closer levantó una polémica al publicar una foto de Kate tomando sol en topless en una propiedad privada del sur de Francia. La pareja real había presentado entonces una denuncia. Dos fotógrafos fueron acusados en 2012 por "violación de la vida privada".

Te puede interesar

Te puede interesar